La posibilidad de que la Cámara de Diputados sesione mañana para tratar la readecuación del Pacto Fiscal, que quedó pendiente la semana pasada tras ser aprobada en el Senado, entró en duda luego de la maratón legislativa de la emergencia económica y podría pasarse para enero o febrero, junto con el tema de las jubilaciones de privilegio.

En la sesión pasado viernes, antes de sancionar la llamada "Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva", el Senado aprobó también la suspensión del Pacto Fiscal, un tema que interesa especialmente a los gobernadores, pero que quedó pendiente de tratamiento en Diputados.

La idea del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, era tratar ese tema antes de fin de año, pero esa sesión quedaría finalmente para enero, posiblemente el 8 o el 15 según supo NA de fuentes parlamentarias, que tampoco descartaron la posibilidad de que todo pase a febrero.

Las chances de sesionar en el verano crecieron con la prórroga de las sesiones extraordinarias que dictó el presidente Alberto Fernández hasta el 29 de febrero.

El mandatario justificó esa decisión al anunciar que enviará dos proyectos de ley para modificar las jubilaciones de privilegio de jueces y ex diplomáticos, tras la polémica por la exclusión de esos dos regímenes especiales en la suspensión de la movilidad jubilatoria.

La prórroga le dio al Congreso un margen mayor para programar sesiones a lo largo del verano y postergar el tratamiento del proyecto sobre el Pacto Fiscal para cuando ingresen los proyectos sobre las jubilaciones de privilegio.

El tema del Pacto Fiscal interesa especialmente a los gobernadores porque al suspender el Pacto Fiscal de 2017 las provincias se verían habilitadas para subir impuestos, algo a lo que esa norma le había puesto límites. El proyecto suspende hasta el 31 de diciembre de 2020 las limitaciones sobre los impuestos a los ingresos brutos y a los sellos, así como Bienes Personales y Ganancias, entre otros.

En declaraciones a la prensa esta semana, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, declaró que la propuesta que está siendo analizada por expertos del Ministerio de Trabajo "estará lista en breve".

En el decreto 56/2019 emitido el viernes último, el presidente Fernández amplió el temario que deberán tratar los legisladores al incluir el proyecto para modificar la ley 18.464 de jubilaciones y retiros para magistrados y funcionarios del Poder Judicial de la Nación.

También buscará introducir cambios a la ley 22.731 que establece el régimen jubilatorio específico para el personal del Servicio Exterior de la Nación.

Según Cafiero, el objetivo es encontrar la manera de "modificar los regímenes especiales" y establecer "un mecanismo más justo" al considerar que los actuales "están muy por encima del promedio de las jubilaciones en la Argentina".