El Gobierno nacional se encamina a cerrar con los gobernadores el Presupuestos 2019. Sin embargo antes deberá pulir algunos puntos del recorte de $100.000 millones que las provincias deberán llevar adelante para contribuir a alcanzar déficit cero el próximo año. En el encuentro pautado para hoy en la Casa Rosada con los ministros de Economía de todos los distritos terminarán de acordar lo referido a las exenciones del impuesto a las Ganancias y los cambios en Bienes Personales. Si bien el traspaso de los subsidios al transporte público ya fue consensuado, varios mandatarios provinciales buscan que la Nación sólo les transfiera una parte o que, al menos, lo haga de manera paulatina para evitar así incrementar la tarifa del boleto.

Tras la reunión del martes último, desde el ministerio del Interior, que conduce Rogelio Frigerio, apuestan a que finalmente la mayoría de las provincias suscriban al borrador que tienen preparado para presentarles en este encuentro que promete ser uno de los últimos. Para apurar el trámite, ya anunciaron que el presidente Mauricio Macri recibirá a los gobernadores la semana siguiente. Más que un gesto hacia los mandatarios provinciales, en Balcarce 50 quieren enviar un fuerte mensaje político al Fondo Monetario Internacional ( FMI) en medio de las negociaciones para que le adelante los desembolsos de fondos del crédito de u$s50.000 millones.

A esta altura las mayores novedades no pasarán por las áreas en las que se harán los recortes, sino por la modalidad y el alcance que tendrá. Una de las disputas entre el Ejecutivo nacional y una parte de los gobernadores radica en cómo se compensará a las provincias tras la eliminación del Fondo Federal Solidario (FOFESO), mediante el cual recibían el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja. La opción que está en estudio para subsanar eso es aumentar el préstamo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses para el año próximo.

Otro de los desacuerdos está vinculado a la transferencia de los subsidios de los servicios de trenes, colectivos y micros de larga distancia, que ascendería a $43.000 millones. Algunos de los mandatarios provinciales están molestos porque una vez más el Gobierno nacional dio por saldada la discusión a través del anuncio del lunes pasado del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, sobre las medidas económicas que adoptará para 2019, algo similar a lo que sucedió con el FOFESO. Pero además, muchos de ellos están preocupados debido a que si se tienen que hacer cargo de la totalidad de los costos, aseguran que tendrán subir la tarifa del boleto.

La propuesta de las provincias para que los miembros del Poder Judicial comiencen a pagar Ganancias provocó el enojo de algunos integrantes del propio Ejecutivo nacional, como el ministro de Justicia, Germán Garavano, que se apuró a llamar a la cartera de Interior para ponerse al tanto sobre el tema. Una de sus preocupaciones es que si se hiciera a través de un proyecto de ley podría generar una cantidad muy alta de juicios; al mismo tiempo, desde su entorno destacaron que cerca de 400 personas ya pagan ese impuesto, entre jueces, fiscales, defensores, funcionarios y empleados.