El gobierno de Alberto Fernández tomará acciones legales contra los argentinos que volvieron del exterior y no respetaron la cuarentena obligatoria. La medida se decidió poco después de que trascendiera el dato de que casi que el 40% de los argentinos que volvieron del exterior no cumplieron con el aislamiento requerido para los viajeros.

Esto ocurre en un contexto de alarma debido a que ayer el  Ministerio de Salud informó que las autoridades sanitarias del país detectaron la variante Delta de Covid-19 en un pasajero argentino proveniente de Estados Unidos.

Las delegaciones que tiene Migraciones en cada provincia serán las encargadas de hacer este martes las presentaciones correspondientes ante la justicia federal contra los 287 ciudadanos que rompieron las normas

El listado de los infractores surgió a partir de los controles que viene realizando desde hace un tiempo el organismo conducido por Florencia Carignano, el cual destinó a parte del personal a visitar los domicilios declarados de quienes regresaron hace poco de otros países.

¿Bajo que cargos se los puede juzgar? 

Puntualmente, se los acusará ante un fiscal por los delitos de atentar contra la salud pública y de desobediencia, contemplados en los artículos 205 y 239 del Código Penal, respectivamente.

La primera de estas tipificaciones establece que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

En tanto, el segundo artículo ordena “prisión de quince días a un año” para “el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal”.

¿Cuáles son las obligaciones para quienes vuelven del exterior? 

Según marca el Decreto 260 y la Disposición 2252/20, todas las personas que vuelvan del exterior tienen la obligación de presentar un PCR negativo para poder abordar su vuelo de regreso y además someterse a otro test al llegar a territorio argentino.

Si el resultado de este último examen es positivo, existen dos posibilidades: si se trata de alguna de las variantes que ya tienen circulación comunitaria a nivel local, el paciente puede terminar de realizar la cuarentena en su domicilio; por el contario, si se trata de alguna de las nuevas variantes, debe quedarse en un hotel hasta recibir el alta médica y sanitaria.

No obstante, todos los viajeros tienen que cumplir al menos 10 días de encierro preventivo al llegar a Argentina, aún cuando el hisopado al que se sometieron al ingresar haya dado negativo. Esto se debe a que existe la posibilidad de que los pasajeros sean portadores del virus y éste no sea detectable durante el trámite migratorio. Por eso, se les exige un tercer testeo al cumplir la cuarentena y se les efectúa un seguimiento telefónico diario.

La cepa Delta en Argentina 

Por otra parte, las autoridades nacionales ya anticiparon que estos operativos también se van a intensificar, ya que tratan de evitar la propagación de las variantes más infecciosas como la Delta o la sudafricana, que todavía no tienen circulación comunitaria en la Argentina.
 

De hecho, el Ministerio de Salud informó este domingo que las autoridades sanitarias detectaron la variante Delta de coronavirus en un pasajero argentino proveniente de Estados Unidos. A su vez, este lunes Carignano confirmó tres nuevos casos de la cepa detectada en India y aseguró que los viajeros ya fueron aislados.