El Gobierno nacional retiró ayer el formato de "misión especial" en Argentina a la diplomática Elisa Trotta Gamus, quien fue enviada por el líder de la oposición de Venezuela, Juan Guaidó, como representante de su país en Buenos Aires.

Así lo afirmaron a NA fuentes de la Cancillería, quienes precisaron que Trotta Gamus "estaba bajo el formato de misión especial que le había dado la gestión anterior, no como embajadora formalmente de Venezuela".

En ese marco, indicaron que fue informada "a través de una nota formal" que lleva la firma de la Mariángeles Bellusci, directora nacional de Ceremonial del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Además, aclararon: "Ante la persistencia en los medios de presentarla como Embajadora, consideramos oportuno informar que no lo es".

"Nosotros no reconocemos a Guaidó como Presidente sino como un destacado líder de la oposición, y en función de eso consideramos que no hay una misión especial de representación", precisaron las mismas fuentes a Noticias Argentinas.

Trotta fue nombrada por Guaidó como su representante en la Argentina a fines de enero de 2019 y de inmediato el entonces presidente Mauricio Macri la recibió en Casa Rosada, mientras que el canciller Jorge Faurie la reconoció como embajadora plena, otorgándole cartas credenciales, inmunidades y seguridad.

Ahora, la gestión de Alberto Fernández decidió dejar de reconocerla, luego de que días atrás el actual canciller Felipe Solá había emitido un comunicado criticando los "actos de hostigamiento" del chavismo producidos en el Parlamento de Venezuela durante el proceso de elección de las nuevas autoridades de la Asamblea Nacional, en el que Guaidó iba a reasumir como titular de ese cuerpo.

Incluso, Guaidó había agradecido el pasado lunes en conferencia de prensa el comunicado del gobierno argentino, al destacar que "habla claramente del atropello al marco legislativo" venezolano.

noticias relacionadas