Mientras el Gobierno nacional prepara su propuesta para presentar ante el Fondo Monetario Internacional ( FMI), desde las filas del Frente de Todos (FdT) le salieron a pasar factura a la oposición enrolada en Juntos por el Cambio,  al tiempo que le advirtieron que "se hagan cargo" de que la aprobación o no del acuerdo dependerá de lo que vote el Congreso de la Nación.

Fuentes del Gobierno señalaron que no se descarta cerrar el acuerdo con el FMI para antes de fin de año, una negociación que finalmente terminará definiendo el plan económico para los próximos años.

"Esperábamos tenerlo para febrero", señalaron los voceros de Casa Rosada, los que afirmaron que el ministro de Economía, Martín Guzmán, "se muestra optimista así que no descartamos que sea para fin de año".

Con el escenario de la negociación como telón de fondo, la portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti, dijo hoy que están "esperando que la oposición, en lugar de correrse y no hacerse cargo, empiece a decir qué es lo que quiere. Decir cómo queremos financiar la deuda, cómo queremos reprogramarla y a qué tipo de acuerdo queremos llegar, es decir qué modelo de país queremos tener".

La funcionaria afirmó además que "no hay ninguna posibilidad de un acuerdo con el FMI que no contemple la soberanía argentina, el crecimiento, el mercado interno y que no proteja la vida de cada uno de los argentinos".

En tanto que sobre la postura de JxC en torno a la negociación con el FMI, agregó que lo que se necesita en este momento es "que tengan una postura firme y clara sobre este tema", como reclamó Cristina Fernández de Kirchner en su mensaje del sábado, donde cuestionó "la irresponsabilidad política" de sectores opositores que esperan para emitir definiciones sobre las tratativas con el organismo cuando son los mismos que endeudaron al país.

También el senador nacional por el oficialismo, Oscar Parrilli, dijo que el macrismo "quiere esconder el fracaso de la toma de deuda con el FMI y lo que puede llegar a ser un fracaso en la negociación y quieren echarle la culpa a Cristina".

En esa dirección, Parrilli esgrimió en declaraciones a FM La Patriada, que desde la oposición "se olvidan que, cuando dejaron el gobierno, habían entrado en default con los acreedores privados; no era un reperfilamiento".

Mientras que por su parte, el ministro Aníbal Fernández (Seguridad), consideró que "el Congreso tiene que llevar un debate serio donde las situaciones van a ser complicadas desde el punto de vista que planteamos".

El integrante del Gabinete nacional, en declaraciones a C5N, insistió en que la posición del Gobierno del presidente Alberto Fernández es la de "no hacer un acuerdo a cualquier precio, donde sufran los trabajadores, los viejos, los pibes, las mujeres embarazadas y las personas con discapacidad".