El Papa Francisco recibió en audiencia pública a sindicalistas que integran la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y la Federación Internacional (ITF). Los representantes encabezados por el titular de esa confederación, Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) y el camionero Pablo Moyano, vicepresidente de la ITF, participaron de la jornada global de trabajo, en la Academia Pontificia de las Ciencias.

En la ocasión debatieron sobre transporte mundial, condiciones laborales, trata de personas y el cambio climático. Este martes fueron recibidos por el Papa en el Vaticano, “el encuentro con el papa fue una experiencia única y además destaco el debate sobre transporte que abordó de forma profunda temas relevantes".

Moyano enumeró que las condiciones laborales, el abrupto deterioro de los salarios y la calidad de vida de los trabajadores fueron los ejes tratados con sindicalistas de todo el mundo.

“También abordamos el enorme desafío del avance de las nuevas tecnologías, el medio ambiente y el flagelo de la trata. Todo ello ubica a los trabajadores del transporte en un primer plano”, remarcó.

Transporte global

La ITF representa a más de 18.000.000 de trabajadores de 670 gremios en 150 países, según detallaron Moyano y Edgar Díaz, secretario Regional de la ITF Américas.

La comitiva de la CATT además de Sasia y Moyano la integran Juan Pablo Brey y Horacio Calculli (Aeronavegantes), Raúl Durdos (SOMU), Graciela Aleña (Viales), Jorge García (Peons de Taxis), Emiliano Gramajo (Aoita) y Marcos Castro (capitanes de ultramar), entre otros.

Brey, titular de prensa de esa confederación aseveró que el debate en Roma ponderó “la necesidad de aplicar políticas para alcanzar una economía humanizada, como reclama el papa, en la que el trabajador no sea una variable de ajuste. Él permite que la actividad cobre vida. Ese trabajador es el rostro humano de la tarea y, el del transporte, es clave en la sociedad”.