El Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (Sutna) cumplirá este jueves su quinto paro que incluye una movilización a la zona del barrio porteño de Congreso. La protesta se realizará en el marco del plan de lucha definido en el conflicto por la revisión paritaria 2021 desde ese gremio.

Desde las 10 se concentrarán en Avenida de Mayo y Salta, marcharán pasando por la sede legislativa nacional hasta llegar al frente de la dependencia que el ministerio de Trabajo sobre la avenida Callao. Desde la cartera laboral reseñaron a BAE Negocios que la audiencia que el Sutna y las empresas Pirelli, Fate y Bridgestone mantuvieron este miércoles no arribó a acuerdo o avance alguno y se fijó una nueva reunión entre las partes para el viernes 24. Antes el Sutna cumplirá su sexto paro desde las 16 del martes 21 hasta la misma hora del miércoles 22.

"A esta altura nosotros esperamos que la cartera laboral se mueva un poco, ya que sabemos que el ministro Moroni (Claudio) regresó de la OIT. Además porque incluso es de público conocimiento que la Secretaría de Comercio le requirió informes a las empresas del sector por los elevados precios a los cuales estaban comercializando sus productos, todo un dato que corrobora nuestro planteo", manifestó a este diario Alejandro Crespo, secretario general del Sutna.

Reclaman el 71% de mejora y sobre todo el pago de horas extras al 200% para los sábados y el personal que cumple más de 40 horas semanales de labor, recalcando que la actividad de dicho sector fabril se desarrolla los 7 días de cada semana.

Ese sindicato también relativizó la paralización de producción automotriz en Nissan y Renault de Córdoba por el faltante de cubiertas sostuvieron que el faltante de neumáticos "viene de hace tiempo. La escasez de neumáticos es anterior a este conflicto, ya había tenido lugar en pandemia incluso agravada por la demanda de estos productos en toda la región", dijo Crespo.

El Sutna, la única organización gremial clasista del país, considera que ante los márgenes de ganancias de las tres empresas el reclamo para acordar su paritaria es justo y ni siquiera se equipara con los ingresos de las compañías. Crespo inclusive aclaró que la pretensión salarial no se remite sólo a la inflación que ya superó los registros de los últimos 30 años en el país, sino que tiene que ver con el dólar.