El juicio oral por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz se reinició con un duro cruce del Tribunal y la fiscalía con el abogado de la vicepresidenta Cristina Fernández, Carlos Beraldi. "Sigue este juicio como un planteo más del lawfare, sigan con el show. Lo que tengo claro es que todas estas mentiras que están diciendo, precisamente son eso, mentiras", advirtió el abogado en la audiencia en medio de un conflicto abierto por el tipo de preguntas que el fiscal Diego Luciani hizo a la testigo del día, la abogada Silvina Martínez.

Las defensas se opusieron a que se preguntara sobre causas penales como Hotesur, Los Sauces o a hechos relativos a otros presuntos delitos que, según su criterio, no estuvieron vinculados con la obra pública en Santa Cruz adjudicada a las empresas del acusado Lázaro Báez.

Ante el Tribunal Oral Federal 2, el fiscal Luciani defendió sus preguntas y tras un cuarto intermedio de casi dos horas los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso autorizaron el interrogatorio amplio y advirtieron a Beraldi por el tenor de sus dichos.

"Cada vez que preguntamos sobre Valle Mitre, Los Sauces, Hotesur, que tiene estrecha vinculación con estas actuaciones, mal que le pese a las defensas, se genera esta discusión", sostuvo.

La fiscalía "lo único que quiere es arribar a la verdad objetiva y real de los hechos. Todo lo que pregunto fue señalado por las distintas partes, la vinculación personal con el señor Lázaro Báez", agregó.

Beraldi sostuvo que "lo que el fiscal necesita es hacer un show porque sabe que no tienen prueba". "Ponerse a discutir sobre negocios que pudieron existir y que fueron objeto de otras investigaciones claramente sale del objeto procesal", agregó el abogado y aludió a una "cantidad de aberraciones jurídicas" vistas "en estos cuatro años en donde la Argentina tuvo lawfare".

El testimonio de Martínez, abogada de Margarita Stolbizer y denunciante en el caso, fue interrumpido y se pasó a un cuarto intermedio para resolver la cuestión.

Finalmente, el Tribunal resolvió permitir las preguntas del fiscal porque entendió que según la acusación se investiga la existencia de una presunta única "asociación ilícita" que habría cometido diferentes delitos tramitados de forma separada por una cuestión de economía procesal.

Además, los jueces advirtieron a Beraldi por el tenor de sus dichos.

Posteriormente se inició la declaración de Silvina Martínez, ex funcionaria de la Inspección General de Justicia y denunciante junto a Margarita Stolbizer en gran parte de las causas penales abiertas a ex funcionarios del kirchnerismo.

Martínez comenzó a responder preguntas del fiscal de juicio Diego Luciani vinculadas a hoteles de la familia Kirchner, lo cual motivó las objeciones de las defensas por considerar que se estaba "desvirtuando el debate".

En el juicio por el presunto direccionamiento de la obra pública nacional en Santa Cruz a favor de empresas de Lázaro Báez, están procesados además del empresario, Cristina Fernández, el ex ministro de Planificación Julio De Vido, el ex secretario de Obras Públicas, José López, y ex funcionarios de Vialidad Nacional, entre otros.