Pese a la alta cifra de contagios registrada en los últimos días, con la mirada puesta en el deteriorado escenario económico y con una apelación a "la responsabilidad ciudadana", el gobierno pondrá en marcha a partir de mañana y hasta el próximo 2 de agosto, nuevas medidas de aislamiento social que incluirán un regreso a la fase 3 con mayores flexibilizaciones en distritos como el Área Metropolitana ( AMBA), la provincia de Jujuy y el departamento chaqueño de San Fernando, en el marco de la pandemia por coronavirus.

De esa manera, los 35 municipios de la provincia de Buenos Aires que conforman el AMBA entrarán a partir de la cero hora, en una "cuarentena intermitente" que permitirá la reapertura de las actividades industriales con protocolos establecidos, que incluirán el control de la temperatura en el ingreso de los trabajadores, el aporte del transporte que deberá ser proporcionado por las empresas y con el funcionamiento brindado por personal local.

El miércoles, se habilitarán los comercios de cercanía, las galerías barriales (quedaron excluidos los locales de venta de ropa y calzado), y las agencias de juego oficiales.

En tanto que a partir del lunes 27 de julio, se permitirán las mudanzas y los servicios inmobiliarios; los servicios jurídicos, notariales, de contaduría y auditoría; los profesionales de la salud, los servicios de mantenimiento en hogares y la atención en peluquerías y locales de estética.

Las actividades destinadas a los niños, se remitirán a salidas destinadas a compras y otros trámites, en compañía de un adulto.

El esquema incluirá una fase 4, que contempla, sin fecha precisa, incorporar el servicio de comida y bebidas para consumo en locales gastronómicos, la actividad del servicio doméstico, la obra privada de construcción, el funcionamiento de los comercios de cercanía con ingreso de clientes y las salidas de esparcimiento.

Mientras tanto, en la fase 5 se permitirán las actividades culturales con transmisión remota y grabación de shows, las actividades deportivas al aire libre, reuniones sociales de hasta 10 personas y la apertura de gimnasios. 

Por su parte, la ciudad de Buenos Aires aplicará un cronograma que consta de seis etapas, cuya primera fase dará comienzo mañana con la apertura gradual de comercios barriales, la vuelta de la práctica deportiva al aire libre, la ampliación a toda la semana de los paseos con niños con el permiso de ingresar a las plazas y la posibilidad de realizar rezos individuales en los templos.

Se reanudará además la actividad para los escribanos y el streaming de música para difusión de actividades culturales y desde el martes comenzará a regir el nuevo esquema de salidas recreativas para niños y niñas, que hasta hoy es solo para los fines de semana, y se extenderá también a los martes y jueves, en el horario de 10 a 18, sin la restricción por día según el DNI.

El miércoles 22 abrirán sus puertas los locales de venta de ropa y calzado; en tanto que se autorizará la apertura de los templos para tareas administrativas, celebraciones online y rezo individual con un tope de diez personas.

Ese día también volverán a la actividad los lavaderos de autos, los paseadores de perros y la industria del juguete; mientras que el sábado 25 podrán retomar su actividad las empresas de mudanza, sólo los fines de semana.

En Chaco, el gobernador Jorge Capitanich anunció la implementación de un "plan de desescalada del aislamiento", que durará en principio unos 45 días, con un "monitoreo cada 15 o 20 días" y "mecanismos de flexibilización".

En Jujuy, de igual manera, se avanzará hacia una apertura gradual de las actividades.