El flamante embajador uruguayo en la Argentina, Carlos Enciso, remarcó que el país gobernado por Luis Lacalle Pou oficiará como "articulador" y "amortiguador" en la relación entre la Argentina y Brasil en el Mercosur, a la vez que recordó sus vínculos con el radicalismo y el peronismo.

"El Presidente tiene claro que históricamente Uruguay tiene un rol pendular, articulador, amortiguador en el Mercosur. Es parte de un equilibrio político internacional interesante frente a algunos temas que nos pueden dividir", sostuvo el diplomático, al analizar las tensiones que se espera que haya entre los jefes de Estado de Argentina y Brasil, Alberto Fernández y Jair Bolsonaro.

En declaraciones a Canal 10 de Uruguay, el diputado del Partido Nacional recordó que durante la década de 1980, cuando formaba parte de la Juventud Wilsonista, cultivó "mucho las relaciones en la Argentina con la Juventud Radical y con alguna gente del peronismo en torno a Antonio Cafiero", por lo que en esos viajes generó "buenas relaciones con todo tipo de gente" en el país.

"El Presidente con buen tino sabe que, en muchos aspectos, hay muchas cuestiones que no pasan solamente por lo formal de la Cancillería. El embajador político genera más apoyo y más vinculaciones que un embajador tradicional del cuerpo diplomático en un entramado de cuestiones con la sociedad civil, los estamentos económicos, la prensa", subrayó el ex intendente de Florida.

Al ser consultado sobre cómo será su función al frente de la Embajada en Buenos Aires, Enciso señaló que en los próximos días mantendrá una conversación con Lacalle Pou para recibir las "instrucciones" sobre su tarea. Otro tema a resolver pasa por resolver cuándo será el primer encuentro entre los mandatarios de ambos países. Fernández no asistió a la asunción del mandatario vecino, que se produjo el pasado 1 de mayo, día de inicio de las sesiones ordinarias en Argentina.