La posibilidad de desdoblar las elecciones en la provincia de Buenos Aires había abierto varias incógnitas y dudas internas en Cambiemos. Para Mauricio Macri pasó el ser el foco de mayor importancia cuando las encuestas comenzaron a inclinarse a favor de la gobernadora María Eugenia Vidal. En la mesa del Pro el círculo político más cercano al Presidente- se discutió que "Macri no vaya solo", reconocen ya resulto que se no desdoblarán las elecciones en el distrito. Las figuras que suenen delinear la estrategia política llegaron a la conclusión de que "era raro jugar con separar las elecciones de las nacionales".

Los argumentos oficiales tuvieron con ver con los costos que implicaría armar los comicios bonaerenses, al igual que en la Ciudad. El objetivo es claro. "Lograr la reelección de Macri", analizaron en el círculo político.

Esa mesa de discusión la integran además de Vidal y Larreta; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario general, Fernando de Andreis: el jefe de Gabinete provincial, Federico Salvai; y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli. La completan el titular del PRO, Humberto Schiavoni; el vice de la Legislatura porteña, Francisco Quintana; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; y su vice, Sebastián García de Luca.

Santa Cruz es otro distrito que siguen de cerca, con Eduardo Costa distanciado de la Rosada

Hay varias preocupaciones que alimentaron y estiraron la posición del no desdoblamiento, pese a que había un entorno que sí quería separarla de las nacionales. Pero se sumana la gran incógnita de resolver que iba a pasar de la vereda de enfrente. ¿Qué hará la oposición? ¿Cristina Kirchner jugará?. "No saben quién es las oposición", razonan en Balcarce 50.

Las preocupaciones empezaron a desviarse para los distritos más potentes de masa electoral, sobre todo cuando una hay gran mayoría de provincias que irán por afuera de las nacionales. El de Mendoza es un caso particular para Cambiemos. El gobernado Alfredo Cornejo quiere desdoblar. El radical no tiene posibilidad de reelección y apostará al intendente de Luján de Cuyo, Omar De Marchi, que es un Pro puro. Las internas en la provincia y la indefinición de candidato dilatan la fecha electoral.

Otro de las provincias con el signo de Cambiemos es Jujuy, gobernada por Gerardo Morales, y también tiene intenciones de desdoblar. La indefinición de Cornejo y de Morales ambos del oficialismo- tiene diferentes miradas internamente. "En Jujuy es distinto. Morales tiene buenos números en la provincia y le sirve la polarización del Cristina Kichner", destacan en la Casa Rosada. Suman a que la oposición tienen la contra de la dirigente Milagro Sala. El gobernador quiere desdoblar para mantener la alianza con el massismo que acordó en 2015 para llegar a la gobernación y hay un compromiso de mantenerlo. Sólo queda la definición de la fecha electoral.

Santa Cruz es otro distrito que Cambiemos sigue de cerca. Hace unos meses tenía la certeza de que la provincia dominado por los Kirchner iba a quedar a manos del oficialismo. Pero las cosas cambiaron. El senador candidato, Eduardo Costa, está en el peor momento de relación con el Ejecutivo nacional. En la visita que Macri tuvo a la provincia estuvo más tiempo con la gobernadora Alicia Kirchner que con los funcionarios locales. En el edificio de la calle Balcarce no se olvidan de que Costa fue el único senador oficialista que no votó el presupuesto nacional en el Congreso. Igualmente están confiados con los números de mediciones que maneja el legislador en su distrito y además que con Alicia sirve a la polarización. La única contra que ven en el Gobierno es que ahora la gobernadora "tiene todos los números ordenados".

Otro de los distritos de importante caudal de votos es Santa Fe. "No nos preocupa. Sólo queda resolver los candidatos", destacan. La interna santafesina tiene varios nombres. El intendente de la capital, José Corral y Federico Angelini son los referentes más cercanos al Pro. Pero la nariz la metió la titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, que apuesta a una precandidatura de Mario Barletta, el embajador en Uruguay. Antonio Bonaffi irá por el socialismo; Omar Perotti y María Eugenia Bielsa pelearán en el peronismo por separado. "Hay una oportunidad si se ordena el oficialismo", se esperanzan en Cambiemos.

En cuanto a Córdoba estiman que es uno de los distritos más complejos para ordenarlo políticamente. Hay varios nombres que jugarán fuerte en la interna oficialista. Las posiciones son difíciles de conciliar y es lo que denomina una de las internas más calientes de Cambiemos. Mario Negri, Ramón Mestre y Héctor Baldassi buscarán enfrentar a Juan Schiaretti una vez que se defina la interna. Mestre es quien impulsa la idea de competir internamente en lugar de lograr un candidato de consenso. En la Casa Rosada el apoyo será para la precandidatura de Mestre.

Más notas de

Natalia Vaccarezza

Coronavirus, recesión, desempleo y pymes, las principales preocupaciones del Gobierno

Alberto en Olivos

El Gobierno define la continuidad de la cuarentena

Cafiero, Larreta,De Pedro, Ibarra y Quiroz

Conflicto por el bono de $10000: Echaron a Vanoli de la Anses

La disputa por el pago del bono social detona la salida de Vanoli de la Anses

Extenderían la cuarentena hasta mayo

Extenderían la cuarentena hasta mayo

Diputados bajan sus sueldos un 40%

Los jefes de bloque

Mensajes de Alberto, entre el coronavirus y el 24 de marzo

El Presidente junto al gabinete

Alberto Fernández, el piloto de tormentas

Hoy en la Rosada

El Gobierno prepara nuevos anuncios

El Gobierno prepara nuevos anuncios

Cómo será el paquete de la Reforma Judicial

Asamblea Legislativa

Programa de testigos: otra marcha atrás

Macri firmó el decreto 12 días antes de dejar la presidencia