El equipo de veedores informáticos que examinó el desarrollo del escrutinio provisorio de las PASO del 11 de agosto pasado concluyó que "funcionó de manera totalmente defectuosa" el sistema de recuento provisional de resultados operado por la empresa SmartMatic, y, contrariamente, evaluó que la tarea de escaneo y transmisión de telegramas se realizó "adecuadamente y en forma segura".

Por ese motivo, recomendó que, de cara a las elecciones generales del próximo 27 de octubre, "sería necesario que la empresa Smartmatic mejore sustancialmente la aplicación de consulta y que la Dirección Nacional Electoral (DINE) haga pruebas intensivas sobre la misma", señaló Télam.

Así lo expresaron en un informe presentado ante la jueza federal con competencia electoral María Servini, quien, en el marco de un recurso de amparo presentado por el Frente de Todos, había dispuesto que un equipo de veedores judiciales examinara el desarrollo del recuento provisorio de votos de las PASO, atento las objeciones planteadas por ese espacio político, que directamente había pedido el apartamiento de SmartMatic.

La transmisión de telegramas, en tanto, se concretó en forma segura, señalaron

De todas maneras, más allá de los cuestionamientos al desempeño de SmartMatic, las conclusiones de los veedores -que llevan la firma del director general de Tecnología del Consejo de la Magistratura de la Nación, el ingeniero en sistemas Juan Antonio Franchino- despejan dudas en relación al sistema de escaneo y transmisión de telegramas, al señalar que "funcionó adecuadamente y en forma segura".

De hecho, el informe destaca que, "tan es así que, a las 21.15 se había superado la cantidad de telegramas exigidos por el Juzgado".

Además, el informe de los especialistas aclara que "el sistema de escaneo y transmisión de telegramas (SDT), si bien fue desarrollado por Smartmatic, pertenece al Correo y utiliza servidores del correo", con lo cual despega al Correo Argentino de las fallas detectadas en el proceso del escrutinio.

Sin embargo, en lo que atañe al sistema de recuento provisional de resultados, "operado por SmartMatic y en servidores de dicha empresa", el equipo de veedores informáticos designado por la Justicia concluyó que "funcionó de forma totalmente defectuosa".

"No se pudo poner a funcionar en la sala de veedores; funcionó solo un rato en las terminales de los fiscales; tuvieron que bajar la aplicación de fiscales; y a pesar de tener información suficiente a las 21.15, no pudo dar información hasta las 22.30", enumeraron los veedores en el escrito presentado ante la Justicia.

En este sentido, entendieron que, para el próximo acto eleccionario del 27 de octubre, "sería necesario que la empresa SmartMatic mejore sustancialmente la aplicación de consulta y la Dirección Nacional Electoral (DINE) haga pruebas intensivas sobre la misma".