Viejas el exterior y visitas internacionales abultarán la agenda planificada entre marzo y abril en la Casa Rosada. La importancia de la relación con el mundo que fijó Mauricio Macri entre las prioridades en los primeros años de gestión fue apuntar a la búsqueda de inversiones, que aún tardan en llegar. Este año también tendrá trascendencia la agenda internacional, sobre todo porque nuestro país preside el G-20. En el discurso de los ejes de gestión que mencionó el Presidente ante el Congreso, sin embargo, no mencionó la relevancia de las relaciones mundiales. Fue un tema que fue sacado del mensaje a último momento para darle prioridad a otros, como el debate de la despenalización del aborto.

Entre marzo y abril, Balcarce 50 diseñó una agenda muy activa en el plano internacional. La primera actividad será la visita de Estado a nuestro país de los Reyes de Noruega, Harald V y Sonja, que llegaron este fin de semana y permanecerán hasta el 8. El Presidente recibirá a sus majestades mañana en la Casa Rosada, luego de que participen de una ceremonia de ofrenda floral en el Monumento al Libertador San Martín junto al canciller Jorge Faurie.

Los Reyes no llegarán solos. Eso es lo que más importa a las autoridades argentinas. La agenda estará focalizada en reforzar la cooperación política y las inversiones. Es la primera visita de un monarca escandinavo en 50 años, lo que es tomado como un gesto de interés en nuestro país. El último monarca noruego en viajar a la Argentina fue el rey Olav, padre de Harald, en 1967. En la agenda incluirá un homenaje a las víctimas de la dictadura y visitarán el Parque de la Memoria.

Unos 60 empresarios de las principales compañías noruegas forman parte de la comitiva que arribó a Buenos Aires. "Queremos ofrecer a los empresarios noruegos y argentinos una oportunidad de encontrarse y tener mejor información de lo que tenemos para ofrecer de Noruega a Argentina y viceversa", había anunciado días atrás el embajador de Noruega en Argentina, Jostein Leiro. Las empresas que participan están relacionadas con el turismo, petróleo, gas y energía solar, entre otras.

Esta misma semana se sumará otro compromiso internacional. El próximo domingo viajará a Santiago de Chile para participar de la ceremonia de investidura de Sebastián Piñera, con quien tiene una buena relación por su pasado en común de empresarios. Durante la campaña electoral chilena, Macri tuvo el gesto de recibirlo en la quinta de Olivos en agosto pasado a las pocas horas de haberse operado de la rodilla. El Gobierno argentino quiere avanzar en un mayor acercamiento con la llegada de Piñera e impulsar la Alianza del Pacífico, que integran Colombia, Perú, México y Chile.

En la apuesta fuerte a lo internacional, el jefe de Estado recibirá la semana próxima a la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic, con quien buscarán mejorar el diálogo para un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. Croacia actualmente comparte la presidencia de la Unión Europea. El encuentro entre ambos mandatarios será entre el 12 y 13 de marzo.

El próximo destino internacional será en abril para la Cumbre de las Américas, que tendrá sede en la ciudad de Lima, Perú, entre el 13 y 14. El tema central del encuentro será el tratamiento de la corrupción en la institucionalidad democrática, la gobernabilidad y los objetivos de desarrollo sostenible adoptados por la comunidad internacional. Sin embargo, la atención está puesta sobre Venezuela y la posible presencia del presidente, Nicolás Maduro.

Durante abril podría sumarse la visita del presidente español, Mariano Rajoy, en una devolución de lo que fue el viaje de Macri a España en febrero de 2017.