El director del distrito sexto de la Federación Agraria Argentina (FAA), Pablo Paillole, ratificó su "total desacuerdo" con el lockout que llevan adelante las entidades rurales englobadas en la Mesa de Enlace, y afirmó que el Estado tiene que intervenir en la comercialización de granos porque "las exportaciones están concentradas en pocas empresas".

"Estamos en total desacuerdo con este paro; es un paro que plantea que el Estado no tiene que intervenir en la comercialización de granos, que debe ser el mercado el que regule las exportaciones, nosotros estamos totalmente en contra de eso", cuestionó Paillole, representante de los productores de la zona sur de Santa Fe.

Pablo Paillole, director del distrito sexto de la Federación Agraria Argentina (FAA)

La postura de la entidad rural coincide con la planteada por Coninagro, aunque esta última sí cargó contra el cierre a la exportación de maíz dispuesto por la Casa Rosada, a la que catalogaron como "horror".

"Hay que cambiar la matriz productiva, el Estado tiene que intervenir en la comercialización de granos, no puede ser que seis o siete multinacionales hoy controlen el 80% de las exportaciones de granos de nuestro país y ese poder después lo transforman en un poder extorsivo", amplió Paillole en diálogo con AM 750.

Al hacer un enfoque sobre los motivos por el cuál se continúa con las inactividades desde este lunes, el titular de la FAA acusó que desde el sector convocante "se hacen de los granos, que es la principal fuente de divisas de nuestro país", para luego "condicionar a cualquier Gobierno democrático".

"Presionan que si no devaluás o no me bajas retenciones no liquido exportaciones, esto la verdad que condiciona a cualquier Gobierno democrático", alertó Paillole quien además insistió en que la medida oficial "no amerita semejante respuesta" ya que "es una suspensión por dos meses hasta que venga la cosecha gruesa".

El dirigente instó además por la creación de una agencia estatal  "que intervenga la comercialización de granos", y así "poder rescatar lo que fue la Junta Nacional de Granos, el Iapi (Instituto Argentino de Promoción del Intercambio)" donde "era el Estado el que compraba los granos, determinaba una parte para el mercado interno, lo desacoplaba de los precios internacionales y lo que sobraba iba a la exportación".

"Tiene que haber políticas públicas diferenciadas en materia agropecuaria: según el último censo en 2018 desaparecieron un tercio de los pequeños productores por la concentración, tiene que haber una segmentación de retenciones", advirtió Paillole aunque rechazó que esta instancia de negociación "no se puede discutir en el marco de la Mesa de Enlace" porque "están los sectores concentrados".