Previo a la compulsa que tuvo lugar en el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral, el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, afirmó que no tuvo una preparación previa : "Es un debate. Tengo 40 años de política, si no sé debatir estoy en un problema".

Esas expresiones iban a ser confirmadas un rato más tarde al hacer uso de la palabra. Fernández se mostró tranquilo, seguro y fue uno de los pocos expositores que dirigiéndose directamente al presidente Mauricio Macri, le recordó, en base a los temas abordados, las deudas pendientes que su gobierno le dejó al país en estos cuatro años de gestión.

El ex jefe de Gabinete fue tal vez el único que logró generar los momentos más tensos de la noche, entre ellos, donde le advirtió que algún día deberá rendir cuentas de los dolares pedidos al Fondo Monetario que terminaron en cuentas de sus amigos.

Anoche quedó claro que la victoria de Fernández en las PASO y la casi segura victoria que le auguran las encuestas para el 27 de octubre, lo han colocado en posición de hombre de Estado. El aplomo, la certezas en los datos y la dureza dirigiéndose al actual jefe de Estado, así lo reflejaron.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos