El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, arribó ayer a Madrid, donde durante la jornada de hoy impartirá una clase magistral en la Universidad Camilo José Cela, ubicada en la capital española, mientras que en los días posteriores mantendrá encuentros con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y con sus predecesores, los dirigentes José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González, integrantes del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Si bien inicialmente Fernández tenía como único objetivo el impartir el curso sobre gestión pública en la renombrada casa de altos estudios ubicada en las afueras de Madrid, la designación como candidato presidencial por el Frente de Todos y su posterior triunfo en las primarias, le dieron al viaje una impronta política.

Alberto se reunirá hoy con el mandatario Pedro Sánchez, con Zapatero y con Felipe González

Una fuente cercana al ex jefe de Gabinete dejó entrever a BAE Negocios que el dirigente opositor decidió aprovechar su estadía y las reuniones con la dirigencia del PSOE con la intención de lograr un compromiso institucional de ese espacio en torno al acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, alcanzado a mediados de junio entre los presidentes que integran el bloque regional y sus pares del viejo continente.

Según informó en su momento el gobierno Argentino, el acuerdo consensuado le ofrecería a los países del Mercosur mejores "condiciones de acceso en bienes y servicios a un mercado de 500 millones de habitantes con un PBI per cápita promedio de US$ 34.000".

No opinó lo mismo la oposición peronista en el Congreso, que cuestionó el convenio por entender, entre otras cuestiones, que el presidente Mauricio "Macri y Jair Bolsonaro impulsaron un acuerdo que no beneficia a la industria y a las economías regionales".

Más allá de los aciertos o desventajas del entendimiento alcanzado, este rápidamente se comenzó a deshilachar en el camino, y el incendio de la Amazonia fue la excusa perfecta que encontró el presidente de Francia, Emmanuel Macron, para poner en duda los avances al advertir que Bolsonaro "le mintió durante la cumbre de Osaka (la del G20)" al decidir "no respetar sus compromisos climáticos, ni tampoco comprometerse en materia de biodiversidad", postura a la que rápidamente se iba a sumar Irlanda.

España, que hasta entonces solía acompañar la posición de Macron, pegó el volantazo por considerar como erróneo el mezclar "el debate de la conservación de la Amazonia con un pacto comercial que se convertirá en el mayor para el bloque comunitario por el volumen de intercambios".

Lejos de esas disputas europeas, Fernández y su equipo de asesores evalúan que 2020 será un año "de mucha contracción económica", y es por ello que desde el Frente de Todos apuntan "a dejar una ventanilla abierta para que Argentina no se convierta en un país chino-dependiente". Atentan contra esa postura, las políticas del mandatario brasileño, quien viene haciendo méritos para que el compromiso se caiga.

El jueves y tras la reunión con el premier Sánchez, Fernández emprenderá viaja a Portugal, donde mantendrá un encuentro con el primer ministro de ese país, Antonio Costa.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos