Justo cuando se acercar horas decisorias en los dos principales frentes que afronta el Gobierno, el presidente Alberto Fernández recibió en la residencia de Olivos a la vice, Cristina Fernández, con quien mantuvo un extensos encuentros de más de tres horas. La negociación de la deuda, a horas del plazo para que los acreeedores respondan a la propuesta argentina, acaparó buena parte de la conversación de la que poco transcendió oficialmente. El otro eje tuvo que ver con la continuidad, y en qué térmnos de la cuarentena, cuya segunda prórroga vence este domingo.

El encuentro comenzó a las 15.30, y la vicepresidenta se retiró de la Quinta Presidencial pasadas las 19. La titular del Senado ingresó a Olivos a bordo del auto en el que habitualmente se desplaza, y con custodia, por el portón de avenida del Libertador. Durante el encuentro, a solas, también intercambiaron opiniones sobre el debate por la liberación de presos, los sesiones que habrá en el Congreso de la Nación y el cambio del titular de la Anses, entre otros.

Alberto había adelantado en la noche del lunes que recibiría a Cristina, en declaraciones televisivas en las que sorprendió al señalar que "no está pensando en otro mandato ni en perpetuarse en el poder" y que "no existe el 'albertismo' sino el 'frentetodismo'", y ratificó que tiene una buena relación con la vicepresidenta, sobre quien aseguró, "no presiona" para la toma de decisiones.

En relación a la cuarentena, aseguró que hay que "ir levantando paulatinamente la cuarentena", pero advirtió que "por la ansiedad de algunos" no se puede "tirar por la borda" lo que se hizo hasta el momento en medio de la pandemia del coronavirus.

"Tenemos que tener conciencia de lo que fuimos capaces de hacer como pueblo. Lo que no podemos es dejarnos llevar por la ansiedad de algunos y tirar por la borda todo lo que hicimos", resaltó el mandatario nacional.

En declaraciones al canal Todo Noticias ( TN), Fernández sostuvo que "para poder pasar a la próxima etapa" de la cuarentena hay "que lograr que el contagio se duplique en más de 25 días", número que estaba en 17 la última vez que se extendió el aislamiento obligatorio.

"La pregunta es si el problema se desata, quién va a ser el responsable. Y como soy el responsable soy muy cuidadoso", expresó el jefe de Estado.

En tanto, señaló: "A todos nos preocupa la economía, pero también la salud de la gente. Los argentinos tenemos que pasar esta pandemia con el menor dolor posible. No quisiera que la urgencia por trabajar termine contaminando un barrio".

"Los que gobiernan son cuidadosos, los otros escriben en Twitter. En las redes, a veces, se dicen cosas muy irresponsables y mucha gente las cree", precisó el mandatario nacional.

Fernández, a la vez, se refirió a la deuda y la propuesta que rechazaron los acreedores, y subrayó: "Nosotros no queremos estar en default".

"Los acreedores no están perdiendo, solo están ganando menos", indicó el jefe de Estado. "Espero no caer en default, pero la verdad es que nosotros recibimos un país en default", enfatizó el Presidente.

La CAF dará USD4.000 M de financiamiento

El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) dispondrá de un financiamiento de USD4.000 millones para la Argentina, que será desembolsado en los próximos cuatro años para proyectos que atiendan la emergencia por la pandemia de coronavirus, y promover políticas sociales y de reactivación económica. Así lo confirmó el titular de la entidad, Luis Carranza Ugarte, al presidente Alberto Fernández, durante una videoconferencia. "Agradezco que en este momento tan difícil la CAF esté acompañando", aseguró el Presidente.