El ministro de Justicia, German Garavano, afirmó hoy que la dirigente social Milagro Sala "no es una presa política" y puso de relieve que "es la primera vez que la Justicia avanza con condenas efectivas sobre personas vinculadas a graves hechos de corrupción y abuso de poder", en referencia a la condena de 13 años de prisión a la jefa de la Túpac Amaru.

"Eso marca este cambio que el Gobierno ha logrado impulsar y de a poco concretar para empezar a terminar con la impunidad que ha reinado en la Argentina y que sin importar el lugar que cada uno ocupe sea responsable ante la Justicia de sus actos", afirmó en declaraciones a radio Continental.

Destacó además que el Gobierno "ha dado libertad a la Justicia". Y agregó: "Lo que ha hecho fue proveer la información requerida o los medios adecuados, incluso las leyes adecuadas, para avanzar en las investigaciones".

Garavano fue consultado luego sobre la movilización que se realizó esta semana en el Obelisco para pedir la libertad de Sala, el "piletazo" que organizó el dirigente Luis D' Elía con la instalación de piletas de lona.

"Paradójicamente, esa manifestación fue liderada por personas que ya han sido condenada por la Justicia, como el caso de (el ex vicepresidente Amado) Boudou o (el ex funcionario kirchnerista y presidente de MILES, Luis) D´Elía", afirmó el ministro.

Por otra parte, sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman, cuyo cuarto aniversario se cumplió el viernes, Garavano sostuvo que la Justicia "les debe a todos los argentinos una respuesta" y para ello "tiene todo el apoyo del Estado".

"Es uno de los desafíos que tiene la Justicia argentina, que tiene estos problemas estructurales para investigar hechos complejos o en los que está involucrado el poder", afirmó.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos