El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, afirmó ete miércoles que la Argentina "va menos mal que otros países" en la contención del contagio del coronavirus y aseguró que gracias a ello la mitad de las camas de Terapia Intensiva seguían sin estar ocupadas.

"No digo que vamos bien. Vamos menos mal que otros países. Y eso es porque tomamos las medidas todas juntas", afirmó el funcionario.

En una videoconferencia que compartió con senadores de la Comisión de Salud de la Cámara alta, el ministro dijo que gracias a la cuarentena decretada por el gobierno nacional sólo el cincuenta por ciento de las camas de Cuidados Intensivos están ocupadas.

"Tenemos la mitad de las camas vacías porque pedimos que lo que fuera postergable, se postergara. Sin cantar victoria, sin euforia, el sistema tiene hoy una capacidad de respuesta mucho mejor que hace dos meses", destacó.

Por otro lado, defendió la cantidad de tests que se hacen en la Argentina al decir que se está "haciendo bien la relación muestras-positividad".

"El porcentaje de positividad de test ayer fue del 11,62 por ciento. La Organización Mundial de la Salud ( OMS) establece que si de cada diez casos se sabe que uno es positivo, implica que se está haciendo bien la relación muestras-positividad. Se está haciendo la cantidad de muestreos útiles", señaló.

Anticipó además que el aislamiento obligatorio "va a seguir, en distintas fases, pero sin dudas va a seguir" principalmente "en los grandes conglomerados urbanos" y sin una fecha tentativa de culminación.

Al ser consultado sobre en qué momento y con qué criterios se puede pensar en una cuarentena "menos exigente", el ministro respondió: "Cuándo, no sé. Y claramente será de a poquito. Vamos a seguir con distintas maneras y en distintas fases, pero vamos a seguir sin ninguna duda".