El ministro de Economía, Martín Guzmán, pidió este viernes a las provincias "no aumentar su endeudamiento en dólares" y criticó la intención del Gobierno porteño de gravar con ingresos brutos algunas operaciones financieras, como las Letras de Liquidez y pases del Banco Central, y las tarjetas de crédito.

Así lo aseguro el jefe del Palacio de Hacienda al participar esta tarde de la firma del Consenso Fiscal 2020, en un acto que encabezó el presidente Alberto Fernández junto a gobernadores, en la Casa de Gobierno.

Crícas al Gobierno porteño

"No hay que seguir con malos ejemplos. Gravar con Ingresos Brutos un instrumento de política monetaria le genera un problema a todo el resto del país, a todas las provincias y a la ciudad de Buenos Aires", aseguró el ministro al explicar que eso "implica encarecer el costo del crédito y todas las empresas se perjudican en la posibilidad de generar trabajo e invertir".

Para el ministro, apelar a ese recurso de financiación "no es una forma sensata de actuar, no es una forma responsable desde el punto de vista del federalismo y el Gobierno nacional va a utilizar todas sus herramientas para impedir que esto ocurra", advirtió al pedir ir "en una dirección más armoniosa y federal".

Guzmán advirtió que el Gobierno usará "todas las herramientas para impedir que esto ocurra, porque necesitamos ir en una dirección de un mejor federalismo y no de uno peor".

Una caja en dólares

"Gravar con Ingresos Brutos un instrumento de política monetaria no es una forma sensata de actuar desde el punto de vista del federalismo", advirtió Guzmán.

El ministro dijo que aplicar Ingresos Brutos a un instrumento financiero "le genera un problema a todo el país, implica encarecer el costo del crédito y se perjudican las empresas".

Sostuvo que el Gobierno trabaja "por un federalismo mejor, mayor equidad en todo el territorio y sobre la base de consensos, de que resolver los problemas de la Argentina debe ser una tarea colectiva".

"Necesitamos tener más flexibilidad para lidiar con estos tiempos tan extraordinarios de la pandemia y el Estado ha hecho un esfuerzo muy importante durante 2020 para ayudar lo máximo posible a las provincias en una situación de mucha dureza desde las condiciones de financiamiento", señaló.

"Hay una única caja de dólares en el país que todos compartimos y no debemos desviarnos en estos procesos. En esa dirección, la provincia de Buenos Aires ha mantenido una línea que es importante que todas las provincias sigan y no nos desviemos", destacó al ponderar la gestión de Axel Kicillof.

Las palabras del ministro hicieron implícita referencia a la intención del gobierno porteño que encabeza Horacio Rodríguez Larreta de gravar con Ingresos Brutos los intereses que cobran los bancos por las Letras de Liquidez (Leliq) y los Pases Pasivos que emite el Banco Central ( BCRA).