Multitudinarios cacerolazos contra la reforma previsional que comenzaron en distintos barrios de la capital, se extendieron por el conurbano, grandes ciudades  del interior y tuvieron epicentro frente al Congreso durante la  madrugada cambiaron el clima de la sesión en Diputados.

Durante la madrugada, hasta las inmediaciones del recinto comenzaron a llegar manifestantes que se habían congregado en  distintas esquinas de la capital.

Las protestas más llamativas se registraron frente al Departamento Central de la Policía Federal, situado en el barrio porteño de Monserrat, y en cercanías de la Quinta Presidencial de Olivos, situada en el partido bonaerense  de Vicente López.

Entre los barrios en los que había cacerolazos aparecían  Colegiales, Floresta, Parque Chas, Flores, Almagro, Boedo, Villa Urquiza, San Telmo, Chacarita, Villa Soldati, Villa Crespo, Belgrano, Barracas, Palermo, Núñez, Mataderos, San NicoláS,  Balvanera, Caballito, Villa Lugano, San Cristóbal, Recoleta y La  Paternal, en tanto que pasada la medianoche se congregaron  también personas en la zona de Plaza de Mayo.

En el barrio de Belgrano, varios centenares de personas  cortaron el tránsito en el cruce de la Avenida Cabildo y  Juramento y comenzaron a marchar hasta llegar al viaducto que  conecta esa arteria con la Avenida Santa Fe.

Frente a la Quinta de Olivos también se registró una  manifestación que cortó el tránsito sobre la Avenida Maipú.

Además se llevaban a cabo protestas en localidades del  partido bonaerense de La Matanza, como en Ramos Mejía y Gregorio  de Laferrere, en La Plata, Quilmes, Morón, San Martín,  Avellaneda, Valentín Alsina (partido de Lanús).

En algunos lugares vecinos se convocaron en las esquinas para  usar cacerolas y todo tipo de utensilios para hacer ruido y  participar de la protesta, mientras que en otros sectores optaron  también por cortar al menos un carril de calle o avenida  importante dificultando así el tránsito.

Además, hubo otros ciudadanos que optaron por salir a patios y  balcones de diferentes departamentos y hacer sonar su cacerola.

Asimismo, algunos manifestantes lo hacían con pancartas y  gritos contra el Gobierno y los diputados que estaban a favor de  la reforma previsional.

Puntualmente en Rosario, los cacerolazos contra la reforma  previsional cerraron a medianoche con un multitudinario cacerolazo frente al Monumento a la Bandera. 


 

Ver más productos

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos