El juez federal Ariel Lijo solicitó que se investigue si el gobierno del ex presidente Mauricio Macri le pagó con un hotel boutique a Alejandro Vandenbroele, el arrepentido del caso Ciccone, informaron fuentes judiciales. El magistrado, que tuvo a cargo la investigación por el caso por el que fue condenado el ex vicepresidente Amado Boudou -en un veredicto que se encuentra cuestionado ante la Corte Suprema-, se hizo eco de una publicación periodística que dio cuenta del supuesto pago y envió el tema a sorteo para que se investigue.

La extracción de testimonio realizada por Lijo fue enviada a sorteo bajo la fórmula de "averiguación de delito"? y recayó en el juzgado federal 11, que hasta el martes pasado estuvo a cargo del fallecido juez Claudio Bonadio.

Lijo, que aún tiene a su cargo la causa Ciccone II y que fue el juez que homologó la declaración de Vandenbroele, incorporó al expediente el artículo publicado por el portal de noticias El Destape y luego extrajo el testimonio y lo envió a sorteo tras entender que el tema debía investigarse en una causa independiente a la que tramita en su juzgado.

El lunes pasado El Destape publicó una nota titulada "El macrismo le puso un hotel boutique a Alejandro Vandenbroele, arrepentido clave para condenar a Amado Boudou", que incluía documentación que acreditaba que el arrepentido había solicitado 1.500.000 pesos al Programa de protección de Testigos para un emprendimiento productivo y que había recibido parte del dinero solicitado.

Según la publicación, solicitó los fondos para un desarrollo turístico identificado como Posada La Masía en la provincia de Mendoza el 24 de agosto de 2018, días después de que fuera condenado Boudou.