Organizaciones sociales y políticas nucleadas en la Federación Nacional Territorial (FeNaT-CTAA) y la Coordinadora de Trabajadores Desocupados (CTD) Aníbal Verón, realizaban hoy 1.000 ollas populares en distintos puntos del país en el marco de "la lucha contra el hambre frente a la pandemia" del coronavirus.

El coordinador nacional de la FeNaT-CTAA, Omar Giuliani, sostuvo en un comunicado que "la Federación Nacional Territorial (FeNaT-CTAA) realiza esta jornada para visibilizar la angustiante situación que viven las familias de los barrios populares, agravada durante los últimos cuatro años y que en este contexto de pandemia y encierro tienen serios problemas para acceder a los alimentos básicos".

En ese marco, el dirigente social reconoció que el gobierno de Alberto Fernández asumió su gestión "con más de 16 millones de argentinos y argentinas viviendo en la pobreza, de los cuales más de 6 millones son niños y niñas".

Giuliani remarcó que frente a la pandemia "ha crecido la demanda en los comedores y en los hogares" y puso el acento en "las dificultades" que persisten en este contexto, pese a que valoró "el diálogo abierto" que mantienen con el Gobierno.

Algunas de las ollas populares se realizaban este mediodía en la Villa 21, del barrio porteño de Barracas, como así también en La Plata, Quilmes, Florencio Varela y Tigre, y en provincias como Córdoba, Jujuy, Misiones, Tucumán y Chubut, informaron los organizadores.

En paralelo, integrantes de la CTD Aníbal Verón desarrollaba hoy su propia jornada nacional "contra el hambre", con la instalación de ollas populares en la provincia de Buenos Aires y el interior del país, en el marco de la lucha contra el coronavirus.

Desde una postura más crítica, Fernando Esteche, integrante de la Mesa Nacional de la CTD-Aníbal Verón, dijo a Télam que -a pesar del mal tiempo- la jornada de hoy "con 1.000 ollas populares busca visibilizar la falta de mercaderías en comedores comunitarios".

"Nosotros todos los días tenemos comedores funcionando en barrios humildes. El objetivo de esto es visibilizar la existencia de por lo menos 1.000 comedores de la CTD que se encuentran desabastecidos", afirmó Esteche, quien consideró "insuficientes" a los programas y dijo que "no terminan de llegar a todas las familias".

El pasado viernes 17 de abril, el Movimiento Barrios de Pie realizó una protesta similar con la instalación de 2.000 ollas populares en diferentes puntos del país, en el marco del inicio de la campaña "Nadie se Salva Solo", destinada a reforzar la contención de los efectos sociales de la pandemia en los barrios más pobres.

La cantidad de raciones entregadas en comedores y merenderos del área metropolitana de Buenos Aires se triplicó desde el comienzo de la cuarentena por la pandemia de coronavirus, aseguran diversas organizaciones sociales.