José Alperovich, senador nacional del Frente de Todos por Tucumán y ex gobernador de esa provincia, fue hospitalizado este lunes a raíz de un traumatismo provocado por un desmayo y quedó alojado en una sala de terapia intensiva de una clínica de su provincia, se informó oficialmente.

Alperovich, de licencia desde fines de 2019 tras ser acusado de un presunto abuso sexual por su propia sobrina, entonces empleada del Senado, ingresó este lunes por la mañana al Sanatorio 9 de Julio de la ciudad de San Miguel de Tucumán.

El legislador, cuyo mandato finaliza este año, ingresó a la clínica para un control después de un traumatismo provocado por un desmayo, aparentemente producto de un síncope.

Según informaron sus voceros, Alperovich había presentado un cuadro febril ayer y los médicos ya le realizaron una tomografía y un hisopado por Covid-19 que resultó negativo.

Aunque su situación es estable, se resolvió internarlo en la sala de terapia intensiva del sanatorio al que llegó acompañado de su mujer, la ex senadora nacional Beatriz Rojkés, y sus hijos.

La denuncia contra Alperovich por abuso sexual

Alperovich, gobernador de Tucumán entre 2003 y 2015, fue denunciado en 2019 por su sobrina (una ex colaboradora suya en el Senado), quien se presentó como víctima de siete casos de abuso sexual, dos de ellos en la provincia y los otros cinco en la Capital Federal.

En junio pasado, el Senado de la Nación aprobó una nueva extensión de la licencia sin goce de sueldo para Alperovich hasta el 9 de diciembre próximo, un día antes de que termine su mandato.

El legislador había solicitado licencia en noviembre de 2019, pocos días después de ser denunciado por su sobrina, con el argumento de que debía dedicarse a la defensa del juicio en su contra. De cualquier forma, no contó en ese momento con apoyo político de su propia bancada como para poder continuar en el ejercicio de su cargo.

Según había declarado el senador en una nota enviada a mediados de este año a la Presidencia del Senado, "hubo importantes avances en los procesos penales que se sustancian, tanto en la ciudad de Buenos, como en la provincia de Tucumán".

"Se presentaron pruebas contundentes que demuestran la falsa acusación que fuere promovida por adversarios políticos", agregó entonces.

El 20 de mayo último, la Corte Suprema de Justbicia rechazó un planteo de la defensa de Alperovich y determinó que la misma será investigada en la Ciudad de Buenos Aires.

Los abogados de Alperovich habían pedido que la causa penal tramitara en Tucumán, pero el pedido fue rechazado en distintas instancias, lo que motivó un "recurso de queja" que la Corte desestimó por no estar dirigido contra una sentencia definitiva.