José Luis Espert habla de manera transparente y no le teme a dar definiciones. A tres días de las elecciones, pide restringir la inmigración, acotar el derecho a huelga, arancelar la universidad pública y recortar la AUH y las pensiones por discapacidad.

Nuevamente en diálogo con BAE Negocios, el candidato de Avanza Libertad en la provincia de Buenos Aires anticipa que formará un interbloque con Javier Milei en el Congreso pero no niega sus diferencias con él y explica por qué no va a donar su sueldo de diputado.

También define cómo ve su relación con Mauricio Macri y Juntos por el Cambio y aclara sus polémicos dichos acerca de que hay que hacer "queso gruyere" a los delincuentes

—Según el resultado de las PASO obtendría dos diputados. ¿Cuál sería su objetivo para el domingo?
—Nuestra intención es duplicar la cantidad de diputados, o sea llegar a cuatro en total, logrando el millón de votos. Es decir, más que duplicar lo que logramos en las PASO.

—¿Se ven armando un bloque o interbloque único con los diputados que consiga Milei en CABA?
Sí, esa es la intención. Creemos que es necesario un interbloque o megabloque liberal para que vaya bien de punta contra el kirchnerismo en lo legislativo. Y que además sea muy constructivo a la hora de presentar propuestas de todos los cambios que hay que hacer en materia laboral, fiscal, de comercio exterior, educación, salud, ley electoral...

—En la Marcha del Orgullo LGBT hubo políticos opositores, como Martín Tetaz, pero usted no fue ni hizo ninguna alusión a ella en las redes. ¿Por qué?
—No. Más que no querer, estábamos en campaña en la Provincia. Para quien vos nombrás es muy fácil hacer campaña. Está adentro de un gran transatlántico. Pero la Provincia tiene un territorio equivalente al de Francia. No estábamos ahí porque estábamos con otra actividad, nada más que por eso.

—¿Qué le parecen los principales reclamos que se hicieron, como la Ley Integral Trans? ¿Podría votar a favor de ella en el Congreso?
—Me gustaría leer los proyectos, no solo los títulos. Quisiera ver qué significa Ley Integral Trans, qué es lo que se pide concretamente. Yo lo que escuché de esa manifestación es que nos putearon hasta en arameo a Milei y a mí. Pareciera una marcha con signo político, además de los reclamos de los colectivos de los que vos hablás, que me parecen atendibles. Pero para hablar de proyectos de ley quiero ver la letra fina.

—¿Cuál es en general su postura frente a la agenda de género?
En Avanza Libertad estamos en contra de la ideología de género. No tenemos nada contra los colectivos en sí mismos, pero sí contra la ideología de género.

—En su plataforma pide restringir el derecho a huelga a un mínimo indispensable y prohibirlo para trabajadores esenciales. ¿Eso no sería inconstitucional?
Yo no creo que sea inconstitucional. En la Constitución está consagrado el derecho de huelga. Esto es ponerle contenido. Y aparte a los que están en contra yo les pregunto cómo nos ha ido como país, con esto y con otro millón de cosas con estos supuestos derechos. Argentina parece "derecholandia". El país producido por "derecholandia" es uno con 50% de pobres, incluyendo al 75% de los chicos del conurbano, 4 millones de personas viviendo en villas miseria, 6 millones trabajando en negro... Mirá como hemos terminado en parte por ser "derecholandia".
Creo que hay que cambiar todo, incluso lo que tiene que ver con derecho de huelga. Porque hay una cosa muy importante: como proponemos una reforma laboral en donde la negociación colectiva es descentralizada, cada empresario y los trabajadores firman el convenio colectivo que les conviene y en el momento hay acuerdo. Entonces el derecho a huelga, o mejor dicho la huelga en sí, pasa a no tener sentido. Mucho menos una huelga general. 

—También en su plataforma se critica el alto nivel de informalidad, pero al mismo tiempo se pide flexibilizar los contratos de trabajo. ¿Qué incentivo tendrían las empresas en ese escenario para contratar gente en blanco?
—El incentivo está en: 1) La negociación descentralizada. 2) En la propuesta de reforma laboral. Si eliminás los aportes patronales, el costo laboral baja de manera dramática. 3) En que hay que reformular totalmente los planes sociales. No puede ser que hoy haya gente que diga que prefiere vivir de un plan social a trabajar. No puede ser eso. Tiene que haber alguna relación entre el salario promedio que paga el sector formal de la economía y lo que puede juntar o recoletar una familia sumando planes sociales. Esto hay que revisarlo todo. No podemos romper la cultura del trabajo.

—El oficialismo dijo que quiere convocar a un gran acuerdo político tras las elecciones. ¿Aceptaría un llamado al diálogo?
—Sí. Yo creo que la democracia tiene tres hitos. Primero, el voto, por eso creemos en la boleta única de papel en lugar de la boleta sábana, que violenta la voluntad popular. Segundo, los debates, que deben ser permanentes en política. Lamentablemente los debates en 2019 y los recientes están armados para que no haya demasiado debate. Y tercero, dialogar. Yo iría gustoso a este diálogo. Ahora, creo que lo único que hay que discutir es si empezamos hoy o mañana con lo que hay que hacer. No podemos dudar que el camino es lo que plantea Avanza Libertad. Porque esto es lo que hacen los países donde la gente vive bien. No es un decálogo de liberalismo sino de lo que hacen los países en los que la gente vive bien. Estamos a punto de caernos con la cantidad de pobres, la inseguridad, las drogas, la marginalidad. Nosotros tenemos muy claro que no se puede discutir lo que hay que hacer.

—¿Qué países pondría como modelo?
—150 países, todos. En los que se comercia con el mundo, en los que el Estado tiene un tamaño razonable y por lo tanto se recaudan impuestos razonables, en los que los políticos gastan de manera razonable y no son jeques árabes como acá y en los que los sindicalistas se dedican a defender los derechos de los trabajadores, no como acá que se visten de eso pero son presidentes de clubes, dueños de medios, de empresas, etc. Esas cosas en 150 países en los que la gente vive bárbaro no se discuten. Te podría dar ejemplos de países del primer mundo, del mundo medio y de Latinoamérica.

—Macri dijo que la plata del FMI se usó para evitar que los bancos comerciales se fueran del país espantados por la posible vuelta del kirchnerismo. ¿Le parece que fue así?
No, (lo que dijo Macri) no es cierto. Lo que firmó Macri fue otro stand by, fue otra vez Argentina en la B. Pasó porque estuvimos a punto de no pagar la deuda, con fuga de capitales. El acuerdo con el Fondo se usó para eso, no para los bancos. Se usó para financiar una pérdida creciente de reservas. El Estado se quedó sin financiamiento, sin poder financiar el déficit. Un Estado deficitario pierde el crédito y va al FMI. Eso es lo que pasó.

—Esta semana generó polémica al decir que hay que "meter bala" y "hacer queso gruyere" a los delincuentes. ¿Defiende la justicia por mano propia?
—No, no significa eso. Lo que dije es que la Policía tiene que ser recontra bancada cuando usa su arma en defensa de un inocente contra un delincuente. Eso es lo que creo y el ejemplo es que no debería haber duda que en casos como el del otro día (por el kiosquero asesinado en Ramos Mejía) hay que matar al delincuente.

—¿Incluso en casos de tiro por la espalda como el de Chocobar? ¿No podría derivar en casos de gatillo fácil?
—Pongámoslo así: estoy harto de ver a la gente con laburo, como vos o yo, vivir muertos de miedo tras las rejas mientras los delincuentes se pavonean por las calles. Lo que quiero decir es eso. Hay que dar una señal muy fuerte desde la política, bancando a la policía que usa su arma reglamentaria contra un delincuente en defensa de un inocente sin dudarlo. Ese es el espíritu de todo esto.

—¿Qué haría con su sueldo de diputado si entra al Congreso? Milei dijo que lo donaría.
—Yo lo voy a usar. Como diputado voy a cobrar por mi trabajo. Hoy cobro por mi trabajo de economista profesional. Cuando sea diputado cobraré mi dieta como diputado.

—Le pregunto porque dentro del liberalismo se critica a los que "viven del Estado".
Esto no es vivir del Estado. Esto se trata de cobrar por tu trabajo. Vivir del Estado es lo que hacen los parásitos que hace 40 años que están dando vuelta de partido en partido, de gobierno en gobierno. Yo me metí en política para cambiar el país y voy a cobrar por mi trabajo para cambiarlo. Vivir del Estado es el que se aprovecha de él: ñoquis, tranzas, chantas, que entraron durante la década kirchnerista a usurpar puestos, a robarle la plata a los contribuyentes que cobran impuestos al pedo para pagarle a ellos, a arruinarle la vida a los buenos empleados del Estado que cobran menos justamente porque están ellos. No me parece que el que trabaje en el Estado viva del Estado sino que cobra su sueldo nada más.

—En su plataforma propone limitar la Asignación Universal por Hijo (AUH) hasta dos hijos por madre como máximo. ¿Cómo se haría para que el resto de los hijos no queden desamparados?
—De nuevo, ¿qué hacemos con el pobre contribuyente que labura y paga impuestos? En algún momento tiene que tener límites esto. Estamos financiando el aumento de la pobreza de la manera en la que estamos actuando.

—En el aspecto educativo propone arancelar la universidad pública. ¿Deberían seguir siendo gratuitas para quien no pueda pagarla?
—Claro. La idea es reemplazar la gratuidad por un sistema de becas. No estamos hablando de trillones de dólares, sino de financiamiento para que gente de bajos recursos con buenas notas pueda tener sus estudios. A mí no me gusta la injusticia de que un chico del conurbano hoy pobre, que nunca va a poder estudiar lamentablemente, esté pagando un 21% de IVA sobre la leche para financiar la universidad pública de gente de clase media que puede hacer el esfuerzo y pagarla. Me gusta que se conecte al más el que paga por el servicio con el que lo usufructúa.

—¿Y cómo ve el acercamiento que hubo en las últimas semanas entre Macri o Bullrich con los liberales? ¿Se ve más cercano a esa parte de JxC que al sector de Larreta?
—Lo que yo escuché es que Macri dijo que en 2023 quiere que estemos juntos él, Milei y yo. Y para mí el 2023 es el siglo que viene, ni lo pienso todavía. Aún no fui electo diputado. Probablemente lo sea este domingo, pero a mí me gusta ser muy respetuoso de cada cosa que uno va dando y de la gente, que va a votar para que uno legisle. Ni pienso en 2023.

—¿Cómo ve las últimas medidas del Gobierno para hacer una transición de planes sociales a empleo formal?
Está perfecto eso, es una muy buena iniciativa. Pero creo que ahí hay mucho verso. Saquemos que hay mucho atorrante viviendo de plan social, particularmente las organizaciones sociales, a las que yo les daría cero pesos. El plan social es para la persona que quedó afuera del sistema producto de las crisis sociales que Argentina ha tenido. Es uno a uno del contribuyente al que le toca, no tiene que haber ninguna intermediación

—Los convenios contemplan que el plan se siga pagando por un tiempo como parte del sueldo.
—Sí, yo no estoy de acuerdo con eso. Una vez que una persona consiguió un trabajo, cero plan social, que empiece a trabajar, que sea independiente y libre. 

—También en su plataforma se critica a la inmigración que vive del asistencialismo.
—Sí, yo creo que hay que ser muy duro con la inmigración. Nosotros, en parte, hemos hecho explotar la pobreza como consecuencia de que se ha fomentado, desde 2003 con la ley migratoria de Néstor Kirchner, la inmigración pobre de países limítrofes.

—¿Cree que en las condiciones actuales hay que restringir la inmigración?
Sí, por supuesto. Que entre a Argentina la persona que pueda acreditar profesionalidad, títulos, capacidad. Que tengamos claro qué puede aportar. Es lo que hacen los países a los que yo he viajado. Para poder inmigrar hay que demostrar que uno está en condiciones de aportar algo a esa sociedad, como en Australia o Nueva Zelanda. Es muy complicado estar ahí.

—¿Cómo va a evitar convertirse en parte de la casta política que denuncia?
—La manera de evitarlo es que yo llego a la política a los 60 años, muy grande ya, como consecuencia de haber dicho 30 años siempre lo mismo. Y que eso que he dicho ha sido muy asertivo, ha sido un diagnóstico muy correcto de todo lo que iba a terminar mal y lo que había que hacer. Yo termino en política por lo que he dicho, al punto de que he corrido el discurso de los últimos meses. Yo nunca escuché a Santilli y Vidal hablar de bajar impuestos o a Larreta hablar de una reforma laboral. Ese discurso no existía en campañas anteriores. Entonces, tengo muy en claro que solo estoy en política para cambiar el país, nunca voy a ser sistémico. Si algún día soy sistémico es porque hemos logrado imponer un sistema virtuoso, en el que la política cambió el país para bien. No tengo problema en ser sistémico de una clase política que sea buena para el país, pero no hay chance de que sea parte del problema y no de la solución. Tengo mil alternativas para vivir que no sea del mundo de la política.

Más notas de

Javier Slucki

Se empieza a discutir el aumento del gas e industriales piden moderación

En la audiencia de este miércoles se definirá la propuesta de aumento para el transporte y distribución de gas

La industria energética ve oportunidades para la exportación, pero demanda un plan oficial

El desarrollo de una red de gasoductos es clave para aumentar las exportaciones, sostienen en el sector

Se anunció la nueva lista de Precios Cuidados

La nueva lista tendrá más del doble de productos que la lista previa que rigió hasta octubre pasado

Ultiman los detalles para el nuevo acuerdo de Precios Cuidados

Los Precios Cuidados estaban congelados desde fines de octubre, y volverán ahora actualizarse mensualmente

Tercera ola de Covid: reunión del Gobierno con empresarios y sindicalistas

Domínguez, Guzmán, Zabaleta y Vizzotti representaron al Gobierno en la reunión que tuvo lugar en el Ministerio de Economía

Principio de acuerdo para los precios de referencia de los medicamentos

Los medicamentos están congelados hasta el viernes a los precios que tenían el 1 de noviembre

Carlos Ruckauf: "Yo le ofrecí todo mi apoyo a Rodríguez Saá para que no renuncie"

Ruckauf asumió como canciller de Duhalde luego de haber sido gobernador bonaerense y vicepresidente

Se espera un año de renovadas tensiones políticas y pujas internas

La tensión entre Alberto y Cristina estalló tras las PASO, y todo hace prever que continuará este año

El Gobierno ve poco probable que haya nuevas restricciones a pesar de la suba de casos de coronavirus

Por ahora la ocupación de UTI a nivel nacional es baja, del 35%

Sin Presupuesto, la construcción confía en reasignar partidas para mantener la obra pública en 2022

El Ministerio de Obras Públicas preveía aumentar el gasto en un 78% en 2022 respecto a este año