Juntos por el Cambio rechazó sellar un acuerdo con el gobierno de Alberto Fernández después de los comicios generales. La convocatoria que lanzó el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, es vista con recelo por los principales referentes de la coalición opositora, mientras reclaman que el oficialismo se apresure a resolver sus internas.    

La idea no es nueva, ni siquiera fuera del peronismo. En 2018, el entonces presidente Mauricio Macri llamó a un Gran Acuerdo Nacional. También con el empresariado, los gremios y la oposición; y en el marco de las negociaciones con el FMI, pero en ese caso era para contraer deuda. Logró reunirse con algunos dirigentes del PJ y sindicalistas, pero finalmente el tema quedó en la nada. 

Aunque el contexto no es el mismo, Alberto Fernández, así como la vicepresidenta, Cristina Kirchner, quieren retomar esas conversaciones con los diferentes sectores y las fuerzas opositoras. El ministro del Interior, Eduardo de Pedro, fue uno de los primeros en plantearlo, así como también Massa, que pidió ponerse de acuerdo en torno a diez políticas de Estado.  

“¿Quién va a construir un diálogo, si por un lado amenazan a un humorista, por otro van a Chile a defender a Jones Huala, por el otro en el acto de ayer se pisotea el memorial de las víctimas del Covid? Además, ¿cuál es el Gobierno? ¿Alberto, Cristina? Hoy el Gobierno está deshilachado”, dijo el presidente del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri.

“Cuando perdieron en 2009, también llamaron al diálogo nacional. Una cosa es Mise-en-scène, una gran fotografía, decir ´vengan todos al pie´. Eso es el abrazo del oso, eso no es el diálogo”, recordó el legislador radical. Y agregó: “En todo caso, el Gobierno debe tener un plan, porque lo que hay hoy es un no plan. Tendrá que mandar al Congreso un paquete de leyes, ése es el ámbito de discusión que tendrá la representación que reflejen las urnas el 14 de noviembre”. 

“Deben tener la certeza de que nosotros no empujamos a nadie, pero tampoco a nosotros nos usa nadie. La idea de un país serio es poner las cartas sobre la mesa, con un diagnóstico real y el que gobierna es el responsable de llevar adelante el plan”, concluyó Negri.

A través de la red social Twitter, la titular de PRO, Patricia Bullrich, también criticó al Gobierno nacional por sus diferencias internas: "Nos quieren arrastrar a su odio e incertidumbre, pero no lo van a conseguir. No se puede dialogar con un Gobierno que tiene una falta total de empatía con los ciudadanos".

"Celebraron el día de la Lealtad pisoteando la memoria de los muertos durante la pandemia. En sus discursos ningunean hasta al presidente de la Nación. ¿Qué diálogo se puede tener con un espacio roto y violento?", soltó el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, en su cuenta de Twitter, en referencia al episodio en el que dos personas arrancaron fotos y pisaron las piedras del memorial por las víctimas del coronavirus durante la movilización por el Día de la Lealtad.