El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmó que Juntos por el Cambio "no defiende a la clase media, sino a los sectores más concentrados", al volver a cuestionar las modificaciones introducidas por la oposición a la ley impositiva sancionada en la Legislatura.

El mandatario aseguró que el proyecto de ley que el Poder Ejecutivo había enviado originalmente a las Cámaras "no hacía más que actualizar por inflación del año pasado el mismo volumen de recaudación".

"Pero la oposición tiene mayoría absoluta en el Senado, con lo cual introdujo unilateralmente modificaciones que beneficiaron a sectores muy específicos: los operadores de cable, importadores y grandes exportadores, y los que tienen las propiedades más grandes de la provincia con un descuento mayor", prosiguió en declaraciones a Télam.

Evaluó que ello "desfinancia" a la provincia y "beneficia al sector más concentrado" pero remarcó que su administración decidió aprobar la norma de todos modos porque necesita la ley impositiva.

"Nosotros tratamos de darle mayor progresividad (a la estructura tributaria) y ellos se la disminuyeron un poco. No obstante, aunque lo intentaron, no pudieron dar vuelta el espíritu original", contó Kicillof.

El gobernador dijo que esa actitud no lo sorprende "porque cuando fueron gobierno trabajaron muy fuerte para el sector más concentrado y corporativo" y que, en esa línea, "ahora legislan específicamente para ese sector".

"Quiero que quede claro que no es que nosotros no dialogamos, sino que no estamos de acuerdo con esa decisión. No es que ellos defienden a la clase media, sino que defienden a los sectores más concentrados y deberían decirlo a cara descubierta", enfatizó.

Rememoró que cuando era diputado nacional, desde Cambiemos se planteó "que iban a hacer una reparación histórica para los jubilados" pero "terminaron bajándole un 20% el haber e introdujeron un blanqueo para las grandes fortunas del exterior" y analizó que "esto es lo mismo: se disfrazan de una cosa y hacen otra".

Negó que la iniciativa enviada por su administración contemplase un "impuestazo" y graficó que "si se aprobaba la ley tal cual" la enviaron originalmente "con puntos y comas, la recaudación iba a ser la misma que el año pasado ajustada y actualizada por la inflación que deja Macri, que es del 55%".

"¿Cómo vas a hablar de impuestazo en una norma que no sube los impuestos y que a los sectores medios, pequeños productores y pequeños propietarios les bajaba el Inmobiliario? ¿Cómo va a ser un impuestazo si la gran mayoría paga o igual o menos?", se preguntó.

Cuando se le preguntó en cuánto comprometen a la recaudación las reformas introducidas por la oposición a la propuesta original, el gobernador citó el ejemplo de un descuento que agregaron a las propiedades de mayor valor que no saben "cómo se va a aplicar y cuántos se van a acoger a ese beneficio, con lo cual lo sabremos al final del año".

En ese sentido, destacó que "va entre los 5 mil y los 10 mil millones de pesos" pero puso de manifiesto que "un sólo peso gastado en los sectores más concentrados en vez de comprar vacunas o insumos para los hospitales, arreglar aulas de escuelas, es mala noticia".

noticias relacionadas