Tras reunirse con con los especialistas sanitarios que lo asesoran y los intendentes de los 135 municipios, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, evaluá la posibilidad de que ante la nueva fase que en el marco de la pandemia de coronavirus dará comienzo a partir del próximo lunes, al menos en sector del conurbano que comprende el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) , se pueda pasar del aislamiento social (ASPO) a una etapa de distanciamiento (DISPO), teniendo en cuenta que desde hace al menos nueve semanas vienen disminuyendo los casos de coronavirus y  pensando en la reactivación comercial, de cara a las festividades de fin de año.

Si bien dependemos de lo que decrete el presidente en el caso puntual de las zonas que tienen ASPO Y DISPO, lo cierto es que estamos buscando por lo menos en la zona del AMBA, pasar al distanciamiento en cuestiones bastante especificas como lo son las reuniones o los gimnasios, así como la revinculación de los chicos con el colegio, entre otros puntos”, señaló una fuente de la gobernación consultada por BAE Negocios.

 

Aunque no parezca mucha la diferencia y aunque ya tengamos casi todo abierto, esto nos va a permitir avanzar hacia una mayor reactivación del comercio. También pensamos en el regreso de los trabajadores no esenciales y en la posibilidad de restablecer el transporte”.

 

El vocero precisó que estos fueron algunos de los principales puntos que Kicillof conversó con los jefes comunales.