La querella unificada de la AMIA y la DAIA pidió este miércoles la condena de 20 años para Carlos Telleldín, acusado de acondicionar la camioneta utilizada como coche bomba de 1994 en el atentado a la mutual judía.

Además, ante el Tribunal Oral Federal 3, a cargo del magistrado Andrés Basso, solicitaron que en caso de ser condenado sea inmediatamente detenido.

"Telleldín proveyó el arma homicida. Está acreditada su participación criminal en el hecho terrorista", dijo Miguel Bronfman, abogado de la querella, que también está integrada por Gabriel Camiser.

Según consideraron, Telleldín fue "partícipe necesario de los delitos de estrago doloso seguido de muerte, lesiones gravísimas, graves y leves calificadas, y daños; delitos que concurren en forma ideal entre sí, a la pena de veinte años de prisión".

Telleldín ya está condenado por otra causa

La lectura del alegato se realizó mediante videoconferencia y se extendió por casi tres horas.

Telleldín llegó a juicio procesado como supuesto participe necesario del atentado, un delito más grave, en su rol de entregador de la camioneta usada como cochebomba el 18 de julio de 1994 en el ataque extremista que causó 85 muertos en Pasteur 633, del barrio de Once, sede de la mutual judía.

"Estamos convencidos -sostuvo la querella unificada- de que el acusado Telleldín preparó, acondicionó y entregó la camioneta Renault Trafic con pleno conocimiento y voluntad de participar en un delito; supo perfectamente, según veremos, que esa camioneta iba a ser usada muy probablemente para ocasionar una explosión, y supo y aceptó que esa explosión iba a causar muertes. Consideró este resultado como posible, lo hizo propio y lo aceptó. Sólo de este modo, como veremos, se explica su conducta a lo largo de estos 26 años", señaló la querella.

Los representantes de la comunidad judía indicaron: "Seguimos convencidos de la culpabilidad de Telleldín, como lo estuvieron todas las partes acusadoras, sin excepción, que intervinieron en este proceso, desde sus comienzos hasta hoy".

La solicitud se realizó mediante una videollamada (Infobae)

"La prueba colectada es más que suficiente para alcanzar el grado de certeza y para condenar al imputado en orden al delito de estrago (en forma de explosión) doloso, seguido de muertes, también atribuibles a título doloso", remarcó la querella de AMIA y DAIA.

Además de repasar las circunstancias históricas y las condiciones por las cuales se llegó 26 años después a este proceso judicial, el alegato contó con la exposición y delimitación del objeto y hechos abordados en el juicio actual, el repaso de las pruebas presentadas y el análisis detallado de la responsabilidad del acusado y de "las mentiras y los silencios en los que incurrió".

"Señores jueces, tiene que quedar claro a esta altura lo que para nosotros es ya una obviedad: Telleldín no es culpable porque miente; miente porque es culpable", manifestaron los abogados.

Y agregaron: "Aquí concluye nuestro alegato, con un pedido que no es solamente nuestro, es un pedido de los que ya no tienen voz, es un pedido de los familiares que cada día extrañan a sus seres queridos y perdidos para siempre. Es un pedido de las generaciones que van pasando, que mantienen viva su memoria y esperan Justicia, y es un pedido de las generaciones que vienen, que esperan ejemplo; es un pedido de toda la sociedad que ya no aguanta esta impunidad".

Los juicios a Telleldín

El segundo juicio con Telleldín como acusado se reanudó por videoconferencia en junio pasado y ahora entró en etapa de alegatos finales. De traje y corbata, el acusado siguió el alegato de manera remota conectado desde la oficina en la que ejerce como abogado.

Anteriormente, Telleldín fue juzgado y absuelto en el 2004 junto a cinco policías bonaerenses detenidos también como supuesta "conexión local" del atentado. El exvendedor de autos pasó diez años preso desde 1994 a 2004 y en la cárcel se recibió de abogado, profesión que ejerce en la actualidad.

El Tribunal Oral Federal 3 con otra composición anuló todo lo hecho en la investigación del atentado por el destituído ex juez federal Juan José Galeano por entender que hubo un pago ilegal de 400.000 dólares a Telleldín en 1995 para involucrar a los policías como quienes se llevaron la Trafic de su casa.

Telleldín estuvo preso entre 1994 y 2004, tiempo en el que se recibió de abogado

En el 2009 y ante la apelación de la querella de la AMIA a cargo de Bronfman, la Corte Suprema de Justicia de la Nación anuló parte de este veredicto, dispuso que todo lo hecho hasta ese pago fue válido y ordenó volver a juzgar a Telleldín.

Según la acusación, Telleldín ensambló una camioneta Trafic, incluido el motor hallado entre los escombros de AMIA y la entregó el 10 de julio de 1994 a personas aún no identificadas.

El vehículo con explosivos fue dejado en una playa de estacionamiento cercana a la mutual hasta que la mañana del 18 de julio se perpetró el ataque.

El juicio se reanudará el próximo miércoles con el alegato de la querella de familiares de víctimas.

Telledín ya tiene una condena. Es de tres años y medio de prisión por el cobro de los 400 mil dólares para acusar falsamente a los policías bonaerenses. Esa condena fue tenida en cuenta por la querella para pedir los 20 años de prisión. Fue en el juicio que se realizó por las irregularidades en la investigación. Allí fueron condenados el juez Galeano -antes había sido destituido-, los fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, y el ex titular de la SIDE Hugo Anzorreguy, entre otros. El expresidente Carlos Menem fue absuelto.