Pantalla mediante y con una limitada pero detallada agenda, la mesa chica de la CGT se reunió con representantes del Fondo Monetario Internacional ( FMI), que volvieron a calificar a la deuda argentina como “insostenible”. Preocupación por el acuerdo con los bonistas y una mira cercana en la recuperación económica, los ejes del virtual encuentro, todo en relación al escenario “pre pandemia” y con el alto voltaje del Covid-19 sobre tablas.

La central obrera ratificó su alineamiento con la Casa Rosada con la tesitura que refrendó a través de internet. En efecto, como había anticipado este diario los líderes de la central, Héctor Daer y Carlos Acuña, encabezaron la reunión con Luis Cubeddu (presidente de la Comisión del FMI para Argentina), y Sergio Chodos, director por el cono sur ante el organismo.

“Fue un encuentro muy formal”, resumieron ante BAE Negocios desde Azopardo.
Tras una semana de reuniones sectoriales, en donde cada rubro manifestó ante la cúpula sindical la preocupación por los números en rojo, la central obrera “reiteró que la única recuperación económica posible debe basarse en la creación de trabajo decente que permita el crecimiento de la economía real”.

En esa línea, “la CGT comprometió su participación en un proceso de diálogo tripartito institucionalizado con el gobierno y los empresarios”. Daer, realzó el lazo directo entre las partes. En el encuentro -en el cual estuvieron presentes el titular de la Uocra y secretario de Relaciones Internacionales de la CGT, Gerardo Martínez; el líder de estatales, Andrés Rodríguez; y José Luis Lingeri, de Obras Sanitarias- no quedó en segundo plano la negociación que está llevando adelante Martín Guzmán.

La central obrera se mostró “preocupada por alcanzar un acuerdo que le permita al país salir del default virtual en el que se encuentra y le requirió acompañamiento en la negociación con los bonistas privados”. Con indirectas al pasado, el comunicado destacó el “endeudamiento desproporcionado”.

De parte del organismo volvió a reflotar un nuevo guiño para el Ejecutivo Nacional. “Reiteramos nuestro análisis de que la deuda argentina es insostenible”, señalaron.
Respecto a las negociaciones bilaterales con los acreedores privados de la Argentina, “repetimos q tenemos la esperanza de que se pueda llegar a un acuerdo que restablezca la sostenibilidad de la deuda en Argentina y allane el camino para un crecimiento económico fuerte e inclusivo, con alta generación de empleo”, cerró el Fondo.

La reunión virtual entre la CGT y el Fondo Monetario se realizó a través de la plataforma Zoom