La Cámara Federal resolvió ayer que el juez federal Claudio Bonadio quien en su momento se había excusado, investigue la denuncia del ex magistrado Norberto Oyarbide, quien habló de presuntos aprietes para sobreseer en una causa por enriquecimiento ilícito a Cristina y Néstor Kirchner.

El Tribunal lo resolvió así luego de que tres magistrados se inhibieran de intervenir en la denuncia que Oyarbide hizo públicamente, al señalar que cuando tuvo que definir en una causa, tanto el ex titular de la Auditoría General de la Nación Javier Fernández, como el entonces espía Horacio Stiuso, le pidieron que lo hiciera con la mayor rapidez posible.

Fue el voto del titular de la Cámara Federal, Martín Irurzun, que terminó resolviendo el asunto al sostener que "no se observa de qué modo" la intervención de Bonadio en la investigación de los cuadernos "puede conllevar una eventual actuación alejada de la equidistancia" de la denuncia de Oyarbide y de esa manera que el juez federal quede a cargo de la causa.