La Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires definirá esta semana las pautas para otorgar detenciones domiciliarias a presos alojados en las cárceles bonaerenses que sean factor de riesgo ante el coronavirus.

Una fuente del Alto Tribunal confirmó a Télam que la resolución llegaría entre este lunes y martes y que el objetivo es dictaminar "un fallo ordenador que establezca un camino de racionalidad" tras la polémica generada por la decisión del Tribunal de Casación provincial.

La semana pasada, la Corte declaró admisible un recurso de queja presentado por el Fiscal de Casación, Carlos Altuve, con lo que resolvió suspender desde ese día el fallo de ese tribunal que habilitaba las prisiones domiciliarias y acortar los plazos para el tratamiento de la cuestión de fondo.

Altuve recurrió a la queja, luego que el Tribunal de Casación le rechazó el recurso de apelación interpuesto contra el fallo del juez Víctor Violini, quien el 17 de abril hizo lugar a un habeas corpus colectivo presentado por los 19 defensores generales de la provincia para que se les otorguen prisiones domiciliarias a presos en peligro de contraer coronavirus.

En ese fallo, Violini dijo que los que podrán acceder a ese beneficio deben ser mayores de 65 años, mujeres embarazadas, detenidos con enfermedades preexistentes y que estén involucrados en delitos leves, aunque no hace mención a cuáles serían esos delitos. Unos días después, el Tribunal de Casación de la provincia, amplió la resolución y ordenó a los jueces que ejecuten en forma "inmediata" el arresto domiciliario a los presos en riesgo ante el contagio.

Sin embargo, esa resolución fue suspendida por la Corte al declarar admisible el recurso del fiscal de Casación y está en condiciones de resolver la cuestión de fondo tras tener en su poder los dictámenes del procurador de la Suprema Corte y el defensor oficial de Casación.