La Corte Suprema de Justicia dejó firme hoy la condena de tres años y nueve meses de prisión sobre el dirigente social Luis D´Elía por la toma de una comisaría en el barrio porteño de La Boca en 2004.

Así lo hizo el alto tribunal por unanimidad al rechazar un recurso de queja interpuesto por la defensa del líder piquetero, que actualmente tiene el beneficio de la prisión domiciliaria en el marco de la pandemia de coronavirus.

La Corte declaró inadmisible el planteo del abogado de D'Elía, Adrián Albor, contra el cómputo de la pena realizado por la sala III de la Cámara Federal de Casación Penal (CFCP) "por no dirigirse contra una sentencia definitiva o equiparable a tal".

De este modo, el máximo tribunal desetimó el pedido sin analizar si la condena contra el dirigente social, quien hace poco contrajo coronavirus y estuvo internado por ser un paciente de riesgo a raíz de sus enfermedades preexistentes, estuvo bien impuesta o no.

Luego de ser condenado por el Tribunal Oral Federal 6, la defensa del dirigente social apeló la condena a la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal, la cual confirmó el veredicto, y más tarde elevó un recurso de queja a la Corte, que ahora es desestimado.

La resolución de la Corte que desestimó el planteo fue firmada en forma unánime por todos los miembros del máximo tribunal: su presidente, Carlos Rosenkrantz, y los ministros Elena Highton, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti.

La condena fue impuesta el 6 de noviembre de 2017, inicialmente a cuatro años de cárcel y ocho de inhabilitación por "lesiones leves, atentado contra la autoridad, instigación a cometer delitos, privación ilegal de la libertad y usurpación", tal como lo había solicitado la fiscal Gabriela Baigún.

Pero en la apelación, Casación finalmente la rebajó a tres años y nueve meses de prisión, el monto con cuyo planteo D´Elía llegó a la Corte y que ahora quedó firme, no teniendo más instancias de apelación.

A fines de 2019, por considerar que la condena ya estaba "firme" en ese entonces, la sala III de la CFCP rechazó excarcelarlo, pero en abril último, por problemas de salud, el Tribunal Oral Federal 6, le otorgó la "prisión domiciliaria transitoria".

La toma de la comisaría 24 del barrio porteño de La Boca tuvo lugar el 26 de junio de 2004: al mando de un grupo de al menos 40 personas, D'Elía ocupó las instalaciones entre las 0:20 a las 8:00, en reclamo de la detención de quien luego fue condenado por el asesinato del dirigente barrial Martín "Oso" Cisneros.

"Salgan todos de la comisaría, está tomada", anunció D'Elía, quien -según testigos- habría amenazado con quemar el lugar si no ubicaban al responsable: Juan Carlos "Colchones" Duarte, quien después fue condenado a 15 años de prisión por homicidio.