El juzgado criminal y correccional número 10 autorizó al expresidente Mauricio Macri a viajar a Estados Unidos entre el 18 y 22 de abril, según indicaron fuentes judiciales. Por su parte, el 12 de este mes, la Cámara Federal porteña convocó para a una audiencia para resolver si confirma o no el procesamiento del exmandatario en la causa por espionaje ilegal.

En ese sentido, los familiares de víctimas de los tripulantes del ARA San Juan rechazaron ayer que el expresidente haya solicitado "nuevamente, autorización para salir del país sin informar el motivo", y denunciaron que el ex jefe de Estado dispone de "privilegios cedidos" por el juez Julián Ercolini, cargo de la causa.

Autorización para salir del país  

Sin embargo, este viernes la justicia autorizó el viaje con un escrito en el que advirtió que a Macri "se le habrán de fijar las mismas obligaciones que en las autorizaciones de salida del país anteriormente concedidas en la presente incidencia". 

El líder del PRO deberá "informar su regreso al país dentro de las 48 horas de su arribo y de retornar al mismo en caso de que el proceso lo requiera de manera anticipada".

La autorización está "supeditada al cumplimiento previo del pertinente informe de regreso del viaje actualmente en curso", añade la cédula y deja constancia de que la autorización "quedará sujeta a las distintas medidas sanitarias vigentes o que pudiesen adoptarse en el ámbito del Poder Ejecutivo (en particular, respecto del régimen de ingreso y egreso del país, entre otras), en el marco de la pandemia que se transita".

ARA San Juan: rechazo de los familiares 

Los familiares de los tripulantes del submarino hundido en noviembre de 2017 manifestaron ante le pedido formulado por el exjefe de Estado que "Macri, quien actualmente está participando de un torneo de bridge en Italia y se dirigiría a Qatar para presenciar el sorteo de tandas equipos para el Mundial de Fútbol 2022, ha vuelto a pedir autorización para salir del país sin informar el motivo".

En un comunicado difundido por la abogada Valeria Carreras -representante de la querella mayoritaria que siguen los familiares- se remarcó: "Habiendo instaurado la modalidad reservada por el juez (Julián) Ercolini, nos vemos privados de acceder a dicha información, lo cual genera una falta gravísima al principio de igualdad ante la ley y publicidad de los actos procesales, como el debido acceso".

Esta situación se produce pese a que los familiares son "parte del proceso", por lo que cuestionaron el "hermetismo" referido a las autorizaciones de los viajes de Macri, lo que "no solo expone los privilegios concedidos al procesado expresidente, sino que genera un gravamen cierto a la querella". De igual forma, añadieron que esta situación "acrecienta el temor de fuga inminente".