El titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y miembro de la mesa chica de la CGT, Antonio Caló, sostuvo que en el encuentro que varios funcionarios de la Casa Rosada sostendrán el miércoles próximo con representantes de esa central sindical y de otros espacios gremiales "hay que sentarse y escuchar" porque, consideró el metalúrgico, "el diálogo es lo más constructivo que puede haber".

La reunión programada para el miércoles 10 de febrero será el primer capítulo de la ronda de diálogo que motoriza el Gobierno para avanzar en un acuerdo de precios y salarios.

En una entrevista exclusiva con Télam, Caló aseguró coincidir totalmente con la posición que se acordó en la CGT respecto a aquella convocatoria, al manifestar que "no debe haber techo en las discusiones paritarias, ya que las pautas salariales siempre fracasaron" y recordó en ese sentido que "el Gobierno anterior (por la gestión de Mauricio Macri) fijaba pautas o techos salariales del 20 por ciento y después teníamos una inflación del 50 por ciento".

Salarios arriba de la inflación
 

En este sentido, Caló precisó que desde la UOM se avala "lo que manifestó el presidente, de que los salarios van a estar cuatro puntos arriba de la inflación", a la vez que añadió que "en la actividad metalúrgica hay plena actividad en PYMES y grandes empresas, a punto tal que tenemos 10.000 trabajadores nuevos".

Consultado por su opinión sobre el Gobierno que encabeza Alberto Fernández, el gremialista destacó -refiriéndose a él en tercera persona- que "Caló banca al gobierno" y en ese punto manifestó su convencimiento en que la Argentina "saldrá adelante porque las perspectivas son muy buenas, y eso para la UOM es significativo".

Por otro lado, Caló relativizó las críticas que suele recibir la CGT por su accionar, al destacar que la central mayoritaria "de la cual nosotros (por los metalúrgicos) somos parte, está trabajando bien, sin estridencias, en silencio y defendiendo los derechos de los trabajadores", y luego, sobre el funcionamiento interno de la central ubicada en la calle Azopardo, puntualizó: "Aunque no parezca nadie se corta solo, todo sale de los acuerdos y el consenso".