El jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves, consideró hoy que el viaje a Francia del ex presidente Mauricio Macri "es una cuestión de ética de la responsabilidad, no legal" y criticó que el líder del PRO decidiera salir del país por segunda vez, en menos de un mes, "mientras se le pide al pueblo el gran esfuerzo de quedarse en casa para cuidar su salud" ante la pandemia de coronavirus.

"Cualquier persona puede salir del país. No existe ningún tipo de impedimento", afirmó el funcionario en declaraciones a radio FM Cielo y confirmó que el exmandatario no tiene restricciones para retornar a la Argentina, en el marco de la pandemia mundial.

Chaves explicó, en ese sentido, que "en el caso de ingresar, sí está limitado para los extranjeros, como está establecido en el DNU" y afirmó que "el problema es ingresar al otro país, en este caso, Francia".

"Actualmente ocurre que a los argentinos no se los deja ingresar a la Unión Europea a raíz de la pandemia", expresó el funcionario, pero aclaró que "Macri puede ingresar a Europa porque tiene doble nacionalidad" argentina e italiana

El jefe de Gabinete de la Cancillería explicó que antes de salir del país, Macri "firmó una declaración jurada en la que queda expreso que el Estado argentino se desliga de la cuestión de la repatriación".

Y expresó que además a los que viajan al exterior "se les exige que cuando retornen tienen que hacer una cuarentena obligatoria de 14 días, como en teoría Macri cumplió desde que volvió de Paraguay", el 13 de julio.

Macri llegó el pasado jueves a París acompañado de su esposa, Juliana Awada, su hija Antonia y una asistente. Prevé estar dos semanas allí para luego dirigirse a Suiza, en donde realizará tareas en el marco de su rol de presidente de la Fundación FIFA.

Chaves consideró además que "en el caso del nuevo viaje de Macri al exterior (semanas atrás lo había hecho a Paraguay) se mezcla la cuestión política, la cuarentena y la situación judicial" y estimó que "nada de eso es correcto. Acá hay un tema de responsabilidad y de ética en base lo que lo que representa o lo que debe representar un expresidente".

"Mientras se le pide al pueblo argentino una responsabilidad de quedarse en casa, la impresión que da al viajar es que 'yo puedo moverme libremente y lo demás no me importa'", graficó.

Chaves dijo que "la situación judicial, los que dicen se escapa, que le iban a secuestrar el celular y por eso se va, todo eso no tiene nada que ver con la pandemia".

"El Poder Judicial es otro al Ejecutivo", expresó, situación que diferenció de la vivida durante el Gobierno de Cambiemos, donde, dijo, "hubo persecución judicial por razones políticas".

"Esto se produce luego de la ardua tarea que hicimos durante cuatro meses para traer 240 mil argentinos en total", explicó y dijo que "ahora quienes quieren salir se les informa que el Estado se desliga de responsabilidad de traerlos, si cierra el espacio aéreo a raíz de la pandemia".

El 13 de julio pasado, Macri había viajado a Paraguay para mantener una reunión de carácter privada con el ex presidente paraguayo Horacio Cartes, aunque también se reunió con el actual mandatario Mario Abdo Benítez

En esa ocasión, el propio canciller, Felipe Solá, se había diferenciado del viaje de Macri al aclarar que "no son competencia de la Cancillería las salidas de ciudadanos al exterior" y reafirmar que "si el ex presidente quisiera volver a ingresar al país, como cualquier otro ciudadano deberá cumplir con todos los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias.