La candidata a vicepresidenta por el Frente de Izquierda-Unidad, Romina Del Plá, llamó a convocar "un paro activo por 36 horas" para exigir "la reapertura de paritarias", y consideró que "la megadevaluación" que se produjo esta semana resultó "un mazazo contra la población".

"Los $2.000 de (Mauricio) Macri no existen. Los trabajadores debemos ganar las calles por un programa contra la inflación creciente, por una recomposición salarial de emergencia, el salario mínimo de $30.000 con ajuste mensual por inflación y la eliminación del cobro de Ganancias sobre salarios", señaló Del Plá a través de un comunicado.

La diputada del Partido Obrero -una de las fuerzas que componen el Frente de Izquierda- criticó los dichos de Alberto Fernández sobre que un dólar a 60 pesos constituía "un valor razonable" para la divisa estadounidense, al observar que "ese precio sólo les puede servir a quienes no trabajan".

Del Plá propuso imponer "un aumento inmediato a $30.000 como lo establece la Defensoría de la Tercera Edad y la defensa del 82% móvil". "Ante la desocupación que no deja de crecer, imponer la prohibición de los despidos y suspensiones, y el reparto de las horas de trabajo", remarcó.