La Regional Norte bonaerense de la CGT realizó el sábado un abrazo simbólico a la residencia presidencial de Olivos como expresión de respaldo a la gestión del Presidente Alberto Fernández "Es un gesto que consideramos necesario e importante en estos momentos. Los trabajadores apoyamos a este Gobierno nacional y popular que fue elegido a través de las urnas", reseñó el titular de esa regional, el ferroviario Ricardo Lovaglio.

La numerosa columna de la central obrera llegó hasta la quinta ubicada en ese partido de Vicente López  y desplegó una bandera argentina de 100 metros. "Lo más importante que tenemos para decir, tiene la contundencia de lo simple también. No vamos a dejar que lo sigan erosionando al Gobierno popular", advirtió Lovaglio.

El dirigente de la Unión Ferroviaria (UF) destacó el liderazgo del titular de esa organización Sergio Sasia, en salvaguarda del legado del movimiento obrero y los 90 años que cumple la CGT, como también del trabajo solidario que desarrollan en la emergencia Covid.

“Es una tarea que abordamos con entusiasmo, no sólo en beneficio de nuestros afiliados sino también en la misión social que cumplimos para ayudar a quienes están sufriendo las peores consecuencias de esta pandemia”. En esa prédica también hizo referencia al dirigente metalúrgico Emiliano Gallo que desde marzo y con dirigentes zonales también se abocan a labores comunitarias en comedores y merenderos populares.

“Se trata de algo que consideramos una obligación por nuestra identidad peronista y solidaria como este abrazo a la quinta de Olivos que lo realizamos en defensa de quienes nos defienden", apuntó Lovaglio. Para el dirigente de la UF nadie puede estar ajeno a  “los constantes intentos de erosionar al Gobierno que elegido legítimamente por el voto popular y entendiendo que debemos defender nuestros derechos representados por el presidente Alberto Fernández, pensando en el futuro y por una sociedad más justa e igualitaria".

Luego de entonar el Himno Nacional los trabajadores se desconcentraron entonando la marcha peronista, bajo una intensa lluvia. Desde la Regional Norte Bonaerense destacaron que, como se había previsto en la organización del acto, “para esta convocatoria se cumplieron todos los protocolos establecidos por la emergencia del Coronavirus. Somos concientes de que también tenemos la obligación de cuidar a nuestros compañeros”.