En contraste al primer mes y medio de cuarentena, el oficialismo y la oposición dieron por terminada esta semana la buena sintonía política que cultivaron en el terreno parlamentario en plena pandemia del COVID-19. Desde el Frente de Todos decidieron poner en el centro del debate de las comisiones a la gestión de Mauricio Macri, en tanto en Juntos por el Cambio acusaron a la administración de Alberto Fernández de querer gobernar sin control del Congreso, en alusión al DNU 457/20, que faculta al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a reasignar partidas presupuestarias en el actual contexto sanitario. 

Lo que parecía sólo una demostración de fuerza y reafirmación de su rol opositor en el recinto, con el correr de los días, se transformó también en una respuesta a la seguidilla de cruces que tuvieron con el oficialismo en las últimas reuniones de las Bicamerales. Por la mañana, Juntos por el Cambio consiguió reunir 124 legisladores en la Cámara Baja, sin embargo no logró el quórum para llevar adelante la sesión especial en la que buscaban derogar los llamados "superpoderes". "Nos faltaron sólo cinco. La próxima los vamos a tener", dijo a BAE Negocios un diputado del interbloque opositor. Y agregó: "El Frente de Todos decidió radicalizar su discurso y nosotros decidimos mostrar que ocupamos el lugar de la oposición. Eso hicimos hoy ".

“Nos llama la atención que en medio de la pandemia el oficialismo aumente tanto la tensión política. Es como si quisiera desviar la atención. La pandemia no implica vivir de emergencia perpetua”, agregó el titular del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, quien si bien mantiene un buen vínculo con el Ejecutivo nacional, hace casi un mes que no habla con Alberto Fernández

Más allá de las acusaciones contra la Casa Rosada por los poderes especiales asignados a Cafiero, en Juntos por el Cambio admiten que ni siquiera están "en contra de la escencia del DNU 457", sino que sostienen que en los últimos 15 días "fue aumentando la tensión con el oficialismo en diferentes comisiones" y atribuyen a la vicepresidenta y titular del Senado, Cristina Fernández, estar detrás de una supuesta embestida contra lo que fue la gestión de la alianza Cambiemos.  

Uno de los cruces más fuertes entre el Frente de Todos Juntos por el Cambio se dió durante la reunión virtual de la Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda Externa, en la que el oficialismo logró el apoyo necesario para avanzar con el pedido de informes al Banco Central, la UIF y la AFIP para analizar el endeudamiento y la fuga de capitales que se llevaron adelante en el gobierno de Mauricio Macri. Ante la decisión del titular del bloque del Frente de Todos en el Senado y presidente de esa comisión, José Mayans, de poner al gobierno anterior en el centro del debate, el enojo de la oposición fue tal que el diputado de PRO Luciano Laspina terminó a los gritos por videoconferencia, acusando a los legisladores oficialistas de querer "hacer política con este tema".

En la comisión Bicameral de Trámite Legislativo también hubo una fuerte discusión, que terminó con los siete legisladores de Juntos por el Cambio retirándose de la reunión por desacuerdos con el tratamiento de dos DNU que fueron dictados por Macri, referidos al traspaso del Departamento de Intercepción y Captación de Comunicaciones (Dicom) a la Corte Suprema de Justicia. A pesar de esa situación, el oficialismo consiguió dictamen de mayoría. 

Aún cuando no hubo un intercambio tan acalorado como en las otras dos comisiones, el interbloque que integran PRO, la UCR y la Coalición Cívica vió con malos ojos el temario de la reunión de la Bicameral Permanente de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia, en la que se expusieron una serie de denuncias vinculadas a presuntas maniobras irregulares por parte de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de la alianza Cambiemos. "Es hora de que el macrismo empiece a dar explicaciones de lo que hizo en estos últimos cuatro años", dijeron desde oficialismo, donde aseguran que "la oposición está buscando debilitar al Gobierno con acusaciones infundadas", en alusión a las críticas a los "superpoderes".

Por ahora, pandemia mediante, el Congreso aparece como el único terreno de disputa entre el oficialismo y la oposición frente a la buena sintonía y coordinación que Alberto Fernández exhibe con el mandatario porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Sin embargo, un diputado de Juntos por el Cambio advirtió: "No estamos prisioneros de la relación de Larreta y Alberto". 

Más notas de

Gabriela Vulcano

El nuevo caso de coronavirus en Diputados pone en duda la continuidad de las sesiones mixtas

Diputados pone en duda la continuidad de las sesiones mixtas

Diputados aprobó el proyecto que regula el Teletrabajo

Diputados aprobó el proyecto que regula el Teletrabajo

El Senado aprobó la creación de una Bicameral para que investigue la deuda de Vicentin

Aprueban una Bicameral para investigar la deuda de Vicentin

"En el ejercicio del poder hay que bancarse las presiones"

"En el ejercicio del poder hay que bancarse las presiones"

La otra interna de Juntos por el Cambio: a favor o en contra de la vuelta de Macri

Interna en Juntos por el Cambio por la vuelta de Macri

Con críticas al macrismo, Cafiero defendió al Gobierno en su primer informe de gestión en el Senado

Cafiero defendió al Gobierno en su primer informe de gestión

Juntos por el Cambio pone condiciones a Massa para continuar con las sesiones virtuales

Juntos por el Cambio pone condiciones a Massa para continuar con las sesiones virtuales

Senado: los avances del oficialismo y las ausencias de la oposición

El Senado debate en forma remota la nueva ley de educación a distancia

En un clima de tensión, el Senado sancionó la Ley de Alquileres y de Educación a distancia

El Senado sancionó la Ley de Alquileres y de Educación a distancia

El oficialismo busca investigar en el Congreso la deuda de Vicentin con el Banco Nación

El oficialismo busca investigar la deuda de Vicentin con el Banco Nación