El senador nacional Martín Lousteau de Juntos por el Cambio cuestionó este martes la campaña de "Travesía por la democracia" que realizaron los diputados de su propio espacio político que viajaron a Buenos Aires y añadió que no le gusta "el circo que se arma en torno al funcionamiento del Congreso", en una crítica al pedido de certeza de Cristina Kirchner a la Corte Suprema sobre la posibilidad de que el Senado realice sesiones virtuales.

El legislador radical se refirió así a la campaña hecha por varios diputados con fotos y publicaciones en las redes y sostuvo: "Si bien está feo el clima, travesía por la democracia es otra cosa. Es (Raúl) Alfonsín el último año de la dictadura caminando pueblo por pueblo para construir la democracia".

Con esta campaña, algunos diputados de Juntos por el Cambio, como el jefe del interbloque Mario Negri, realizaron viajes en auto hacia Buenos Aires en plena cuarentena para pedir que el Congreso realice una sesión presencial con temario restringido.

El martes, sin embargo, diputados que responden a Lousteau, como Carla Carrizo, Emiliano Yacobitti y Dolores Martínez, dejaron asentado que su propuesta es que para que la Cámara Baja pueda sesionar virtualmente primero debe votar un cambio en el reglamento de manera presencial.

Igualmente, estos diputados junto con los del ala dialoguista del PRO, referenciados en Rogelio Frigerio y Emilio Monzó, suscribieron a un pedido al presidente de la Cámara, Sergio Massa, para avanzar con una sesión aunque fuera de manera virtual.

A pesar de eso, Lousteau criticó el tono de la campaña "Travesía por la democracia": "Cuando exageramos o mal utilizamos algunas cosas que son muy sensibles, las bastardeamos", agregó el senador nacional por la ciudad de Buenos Aires en declaraciones a Radio Con Vos para diferenciarse de algunos sectores de su propia fuerza política.

Aunque, al mismo tiempo, el ex ministro de Economía subrayó que "es imprescindible que el Congreso sesione" y señaló que hay tres razones centrales para ello: en primer lugar, que "hay DNU y ahí hay un potencial de litigiosidad a futuro" en caso de que el Congreso no los trate, "segundo porque se pueden hacer contribuciones y tercero porque hay cosas que controlar".

Lousteau sostuvo que no le gusta que "la presidenta (del Senado, Cristina Kirchner), innecesariamente, intenta una declaración de certeza de la Corte" Suprema de Justicia.

"A mí no me gusta el circo que se arma en torno al funcionamiento del Congreso", se quejó el senador y explicó que "los cuerpos tienen reglamentos y son muy claros, hay que sentarse a trabajar y ver cómo se modifican los reglamentos para estos tiempos, cómo se adaptan y empezar".

En este sentido, insistió: "En lugar de sentarnos a resolver un problema y darle tranquilidad a la gente armamos un circo; el de Cristina, por un lado, y este (en referencia a la campaña de Juntos por el Cambio) por el otro".

"Decir que nos robaron la democracia es minimizar o bastardear la grave historia institucional argentina con respecto a la democracia", remarcó Lousteau.

En tanto, ambas cámaras del Congreso se encaminan a efectivizar las sesiones virtuales. Ayer, Diputados realizó una reunión de labor parlamentaria presidida por Sergio Massa en la que representantes de todos los bloques acordaron avanzar con las sesiones por videoconferencia a pesar de la resitencia de un sector de Juntos por el Cambio.

En paralelo, Cristina Kirchner convocó esta tarde en el Senado a los presidentes de los bloques del Frente de Todos, José Mayans, y de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, para tratar el tema, con el aval de la Corte Suprema de que la Cámara Alta defina su propio reglamento incluso en lo que respecta a las sesiones presenciales o virtuales.