El presidente Mauricio Macri dijo hoy haber sido "demasiado ambicioso con las metas" económicas que fijó para su gestión, descartó nuevos cambios en su gabinete y confirmó que la misión del FMI vendrá al país la semana que viene. Además, describió como "palazo" al resultado de Juntos por el Cambio en las PASO, aunque se mostró confiado en remontar el resultado adverso que obtuvo en las primarias.

El jefe de Estado habló en estos términos durante el cierre del seminario Democracia y Desarrollo, que se realizó en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), donde también expuso Alberto Fernández, candidato a presidente del Frente de Todos.

Durante una ronda de preguntas que duró unos 52 minutos, descartó que vaya a realizar más cambios en el Gabinete tras el reemplazo de Nicolás Dujovne por Hernán Lacunza en el Ministerio de Hacienda y ratificó su respaldo pleno al jefe de Gabinete, Marcos Peña, uno de los más cuestionados por la derrota electoral.

"No va a haber más cambios. Estamos lo que estamos. Yo le doy mucho valor al equipo", dijo el mandatario, quien además indicó que "siempre ha habido críticas sobre el jefe de Gabinete pero creo que es también una forma de criticar al Presidente sin criticarlo. Lo tomo de esa manera".

El Presidente subrayó que está "trabajando para equilibrar esta situación" y que su "prioridad es cuidar a los argentinos", al tiempo que señaló que los "cambios" que introdujo su gestión no fueron "en vano", sino para dar "previsibilidad".

No obstante, reconoció: "Fui demasiado ambicioso con las metas que nos pusimos. Con 80 años de 62 por ciento de inflación promedio, fui demasiado ambicioso. Subestimamos los problemas ocultos de la Argentina y la falta de consenso que todavía había".

En este sentido, señaló que su decisión es "recoger el guante después del cimbronazo", reconoció que el resltado de las primarias del 11 de agosto "fue un palazo" y también señaló que "fallaron las investigaciones", en referencia a las encuestas.

Aun así, afirmó que hoy está "bien, trabajando. Di la cara tanto el domingo como el lunes (11 y 12 de agosto)". Y se mostró optimista de cara a las elecciones de octubre al remarcar que en 2015 también había perdido las PASO por 15 puntos frente a Daniel Scioli. Aunque en rigor perdió por 8 puntos, ya que el Frente para la Victoria obtuvo el 38.67% (8.720.146 de votos) y Cambiemos el 30,12% (6.790.982 de votos).

Sin embargo, el mandatario confió en un posible triunfo en las elecciones generales del 27 de octubre, al explicar que los votos del Frente de Todos "son los de (Daniel) Scioli en la segunda vuelta" en los comicios de 2015, incluso Alberto Fernandez obtuvo menos votos que el Frente para la Victoria en la segunda vuelta, cuando el ex gobernador bonaerense sacó 12.309.575 de votos.

En la segunda vuelta de 2015 Macri sacó 12.988.349 de votos, mientras que en las PASO de este año 7.825.208 de votos, el Frente para todos, en tanto, obtuvo 11.662.428 con la candidatura de Fernández.

"Estoy bien trabajando, di la cara", señaló Macri, al tiempo que remarcó que está "empezando esta nueva etapa" y agregó: "Hay casi 8 millones de argentinos que creen en el cambio y este partido hay que jugarlo".

Además, aseguró que hubo "un voto bronca, con razón", porque desde el comienzo de la recesión la situación "ha sido muy dura" y dijo "sigo creyendo que mucha gente no fue a votar y creo que la bronca será superada".

Por otra parte, el Presidente reflotó la polarización y confrontó con Cristina Kirchner, al sostener que el Frente para Todos "tiene una historia con integrantes importantes, con trayectoria", pero aclaró que "los votos en su mayoría" son del kirchnerismo.

Por otro lado, el Presidente confirmó que la misión de monitoreo del Fondo Monetario Internacional, que debe ratificar un nuevo desembolso por 5.400 millones de dólares, llegará finalmente a Argentina la semana que viene. Originalmente, los representantes del FMI tenían previsto arribar esta semana, pero el viaje fue pospuesto luego de que los anuncios económicos del Gobierno pusieran en duda las metas fiscales indicadas por el organismo y de que Lacunza desembarcara en el palacio de Hacienda.

Macri lanzó también un elogio hacia Alberto Fernández, candidato presidencial del Frente de Todos, al aseverar que lo "alegra que esté en una actitud moderada" y dispuesto a "desandar muchas de las cosas que han sucedido". De todos modos, volvió a arremeter contra su compañera de fórmula, la expresidenta Cristina Kirchner, al considerar que "la alternativa es que siga este Gobierno o que vuelva a gobernar Cristina, esté en el lugar que esté".

El líder de Juntos por el Cambio habló en el seminario luego de Fernández, quien había asegurado que si es electo presidente "no hay chance de que Argentina entre en default".

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos