El expresidente Mauricio Macri criticó a la Justicia argentina por ir en "contra la independencia de los jueces y aumentar la desconfianza en su funcionamiento", tras confirmar que no se presentará mañana a la indagatoria, en el marco de las acusaciones por supuesto espionaje ilegal a las familias de las víctimas del ARA San Juan

"No me presentaré mañana hasta que los planteos que hará mi abogado sean resueltos para garantizarme el debido proceso y la defensa en juicio", aseguró el exmandatario al volver de Estados Unidos y apelar contra la prohibición de volver a salir del país, impuesta por el juez de Dolores Martín Bava. 

Macri manifestó en un hilo de Twitter estar "a disposición de la Justicia", pero que a pesar de eso, no permitirá "que se violen derechos y se abuse del poder con intenciones políticas que tiñen la verdad". Según expresó, la causa "no corresponde" ser investigada en Dolores, por lo que la prohibición del juez es "incompetente". 

"Para perseguirme, usan el dolor de los familiares de una tragedia como la que vivimos con el ARA San Juan", escribió, luego de que personas allegadas a las víctimas lo acusaran de emprender un "juego más mediático que judicial" al decidir no presentarse a la citación. 

El abogado y familiar de una de las víctimas, Luis Tagliapetra, consideró en diálogo con Télam que el ex jefe de Estado "no debería" no prestar declaración. A su vez, mencionó que en el escrito que figura en el expediente de la causa "hace una serie de aseveraciones que no tienen sustento jurídico; desconoce la potestad del juez Martín Bava pero no hace ningún planteo en ese sentido, ni recusatorio ni de incompetencias". 

"El juez Bava vulneró mis garantías desde el primer minuto y me involucró en una causa que no corresponde investigar en Dolores y en la que no tengo nada que ver. Se trata, según me explicó mi abogado, de una imputación arbitraria donde se busca perseguirme", twitteó Macri en referencia al letrado. 

Según había trascendido, el expresidente y su abogado Pablo Lanusse estuvieron acordando su estrategia, luego de que éste fuera a Dolores para ver el expediente iniciado por Bava. Allí fue que acordaron que no se presentaría a la citación, cuya primera fecha había estado estipulada para el 7 de octubre

Justificación para no presentarse a indagatoria

Macri se volvió a defender de su imputación en el presunto espionaje y aclaró: "No tengo nada que ver con esta causa. Jamás espié ni pedí que se espiara a las familias vinculadas con la tragedia del ARA San Juan". 

Sin embargo, señaló que "oportunamente, de ser necesario" se presentará a responder, "estas falsas acusaciones", algo que "siempre" hizo. En ese sentido, dejó en claro que no piensa que sea competente brindar declaración en este momento: "Seguiré presentándome en la Justicia como siempre lo hice, toda las veces que haga falta", escribió. 

 

"Citarme en campaña, prohibirme viajar, la incompetencia de Bava resuelta por la Cámara Federal e irregularidades del juez denunciado por posibles falsedades en otro proceso y funcional a los intereses oficialistas", enumeró el expresidente como algunas de sus explicaciones para no acudir a dicha citación.