De cara a las elecciones, el diputado Máximo Kirchner llamó a la militancia a dar una "pelea diaria" en relación al "acecho permanente" al que el oficialismo se encuentra debido al "acoso mediático y también del poder económico", en el marco de un homenaje a su padre Néstor Kirchner en el microestadio del Club Lanús. 

“El desafío que tenemos por delante, es complejo y es difícil, pero para eso siempre nos preparamos. Para nosotros nunca fue nada fácil, y para el pueblo tampoco", consideró frente a un encuentro de las organizaciones que componen los ateneos Néstor Kirchner de la Tercera Sección Electoral. 

En ese sentido, destacó el rol de la militancia "que está lista para entrar cuando la llamen" al pedirle a dirigentes del Gobierno que "no tengan miedo, que le pongan ganas" a la hora de trabajar por el país. 

"Es claro, y ustedes lo pueden ver todos los días y más aún luego del reciente resultado electoral, cómo ese acoso mediático y también del poder económico sobre el Gobierno es cada vez más fuerte: Néstor allá en el tiempo la llamo oposición destituyente. Este acecho permanente que estamos soportando todos los días, esta pelea diaria que todos los días tenemos que dar, la tenemos que hacer de la mano de nuestra gente, creyendo en nuestra gente, no dejando que nos impongan las formas y mucho menos el fondo", aseveró Kirchner. 

Según analizó, luego de las elecciones del 14 de noviembre se va a "intensificar" esa situación con la oposición pero llamó a que por parte del Frente de Todos se mantengan "unidos" para "poder salir adelante" y "discutir, debatir y saber bien a dónde va nuestro país". 

Sobre la deuda con el FMI

El dirigente del Partido Justicialista recordó que "quien fuera presidente de la Argentina entre el 25 de mayo de 2003 y 10 de diciembre de 2007 fue el que le pagó al Fondo Monetario Internacional", pero que "cuando ese presidente le pidió ese sacrificio a su pueblo, ese sacrificio fue correspondido con la cancelación de una deuda", contrario a cuando "la clase política va a la televisión a pedirle sacrificios a los ciudadanos y ciudadanas argentinas, pero siempre termina en sacos rotos y nunca soluciona nada".

En tanto, cuestionó el hecho de que Néstor Kirchner sea "permanentemente atacado por los medios" y por el otro lado, a Mauricio Macri, que tomó la deuda, "nadie le dice nada". 

Sobre la estrategia de políticas públicas a largo plazo, teniendo en cuenta la relación con el FMI, el diputado señaló: "Diseñar, pensar la Argentina desde la Argentina. Esa es la clave y ahí debe estar la respuesta y eso es lo que debemos entender, primero argentinas y argentinos y después el resto también. Si la Argentina no piensa en sí misma, si la Argentina no cree en sí misma será muy difícil encontrar el camino de salida, ¿saben por qué? porque esta historia ya la vimos muchas veces". 

En ese sentido, el referente criticó la gestión anterior con la deuda externa: “Miren lo que habrá sido de inepto en el Gobierno de Mauricia Macri que le dieron 44 mil millones de dólares y perdió la elección. ¿Alguien de ustedes vio el préstamo del FMI en sus barrios, en sus escuelas, en las universidades, en hospitales? Nada. Se esfumó; dilapidó plata prestada".