El presidente del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos, Máximo Kirchner, presentó este miércoles un proyecto de ley para crear la Campaña Nacional para la Donación de Plasma Sanguíneo de pacientes recuperados de coronavirus (Covid-19) de todo el país. La iniciativa promueve la donación voluntaria de plasma sanguíneo.

Quien se ofrezca obtendrá una licencia especial bajo relación de dependencia de dos días por cada donación de plasma que realicen. Además, se los reconoce como "Ciudadanos/as solidarios/as destacados/as de la República Argentina".

El proyecto basa estas medidas en que "se hace imprescindible que sea la sociedad en su conjunto que ponga en valor la donación de quienes luego de haber pasado por una situación angustiante, cooperan para mejorar la calidad de vida de los demás."

Kirchner y Massa firmaron el proyecto

La iniciativa también procura garantizar el traslado de aquellos pacientes recuperados de Covid-19, aptos para ser donantes de plasma y que no tengan los medios para realizarlo.

"El camino que emprendimos los argentinos y las argentinas en el combate contra este virus priorizando la vida es compartido por la inmensa mayoría de la sociedad. La salud es una prioridad y no debemos ahorrar en esfuerzos para conseguir que los argentinos y las argentinas tengan una mejor calidad de vida", argumenta el proyecto elaborado por Kirchner.

La iniciativa estuvo acompañada por el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, el jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo; el titular de la comisión de Salud, Pablo Yedlin (FdT); la diputada de Consenso Federal Graciela Camaño y el presidente del interbloque Federal, Eduardo "Bali" Bucca.

Además firmaron el proyecto, la vicepresidenta de la comisión de Salud, Carmen Polledo ( PRO); las diputadas oficialistas Cristina Alvarez Rodríguez y Cecilia Moreau, del Movimiento Popular Neuquino Alma Sapag, y los legisladores del Frente de la Concordia Misionero Ricardo Wellbach, de Córdoba Federal Carlos Gutiérrez y de Juntos por Río Negro Luis Di Giácomo.

Las ideas de la campaña

La iniciativa contempla que la campaña tendrá "una duración de dos años a partir de la vigencia de la presente ley, que podrá ser prorrogable por el Poder Ejecutivo Nacional si lo considera necesario".

Los firmantes del proyecto argumentan que la licencia por dos días para los donantes voluntarios es "a fin de destacar su colaboración para combatir los efectos de la enfermedad en los contagiados actuales". Además, el aumento de los días que estipula actualmente la ligislación se debe "a las circunstancias excepcionales que estamos atravesando por la pandemia".

El reconocimiento como "Ciudadanos/as solidarios/as destacados/as de la República Argentina" se debe a que la donación "es un acto de mucha entrega y solidaridad", el cual tiene más valor "sobre todo en estos momentos que estamos atravesando".

Los legisladores buscan alentar la actitud de los donantes mediante este reconocimiento, y remarcaron que esto es "2020 – Año del General Manuel Belgrano".

La donación de plasma

Este mecanismo ya se aplica en las provincias de Buenos Aires, Tucumán, Santa Fe, Jujuy, Río Negro, San Juan, Corrientes y Córdoba mientras que San Luis, Mendoza, La Pampa, Neuquén y Santa Cruz ya preparan las logísticas para implementar las donaciones.

Según explica la directora del Instituto de Hemoterapia de la provincia de Buenos Aires, Nora Etchenique, cada donación de plasma que hacen los pacientes recuperados de coronavirus "podrían salvar hasta cuatro personas" enfermas. Si bien no reduce el daño ya provocado por el virus, lo que hace es "detener la viremia, la replicación del virus".

En Buenos Aires 26 de un total de 29 pacientes con coronavirus evolucionan favorablemente gracias al plasma donado por personas recuperadas. 

El proyecto completo: