El vocero del Consejo Asesor del debate presidencial, Carlos March, se mostró "conforme" tras el primer debate presidencial realizado en la ciudad de Santa Fe y consideró que "es una herramienta relativamente nueva que se puede ir mejorando".

Además, destacó que dentro de la "amplia modalidad de debates existentes" se optó por la "estructurada" y que "no habrá cambios" en el intercambio que se realizará el próximo domingo, a las 21, en la Facultad de Derecho de la UBA, con los periodistas Marcelo Bonelli, María ODonnell, Mónica Gutiérrez y Claudio Rígoli como moderadores.

"Desde la Cámara Nacional Electoral -organizadora del evento- estamos conformes con la organización, dado que los comentarios respecto de la logística y la seguridad fueron positivos", manifestó March a radio La Red, quien recordó que luego, las exposiciones de los contenidos "tuvieron que ver con los propios candidatos".

Así se refirió al debate realizado en Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral, en la ciudad de Santa Fe, el domingo pasado con vistas a los comicios generales del próximo 27, y del que participaron los candidatos Mauricio Macri ( Juntos por el Cambio), Alberto Fernández ( Frente de Todos), Roberto Lavagna ( Consenso Federal), Juan José Gómez Centurión (Frente NOS), José Luis Espert (Frente Despertar) y Nicolás del Caño ( FIT-Unidad).

March indicó que los debates son el "único momento donde el electorado ve a los candidatos exponer sobre un solo temario, y ese objetivo se cumplió".

Sobre si la estructura del debate fue rígida, respondió que "claramente es un debate estructurado, y también es la segunda vez que se aplica con seis personas respondiendo, y además contó con momentos con segundos libres donde los candidatos optaron por cómo utilizarlos".

"Seguramente a futuro se va a mejorar", añadió March; y dijo que fueron "criterios" establecidos por los candidatos, y que se "respetaron".

March añadió que -en vísperas del debate del domingo próximo- "van a cambiar los temas y los moderadores, pero no la estructura".

Por otra parte, consultado sobre la invitación de Alberto Fernández al ex candidato presidencial Daniel Scioli para que presenciara el debate en Santa Fe, dijo que "causó sorpresa en la organización, pero no fue el único cambio que hubo". "También se hicieron otras modificaciones", dijo, y aclaró que Scioli estuvo en primera fila "porque él es ex vicepresidente, y correspondía ubicarlo ahí".