La Corte Suprema no logró llegar este martes a un acuerdo que defina la situación de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, cuyos traslados fueron rechazados por el Senado hace dos semanas.

El máximo tribunal mantuvo un encuentro virtual por Zoom a partir de las 11 de la mañana, durante el cual buscó llegar a una posición mayoritaria que defina si convalida o no la decisión de la Cámara alta de retornarlos a sus tribunales de origen.

Sin embargo, los cinco magistrados, Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, no lograron ponerse de acuerdo, por lo que deberán seguir deliberando sobre el tema.

Fuentes de la Corte aseguraron que el próximo jueves podría fijarse como otro día para tratar de acordar sobre el tema de fondo, aunque el Tribunal no tiene plazos y dio una licencia de 30 días a los magistrados en cuestión, que vence a fin de mes, para resolver en ese lapso.

Hace una semana, la Corte, por iniciativa de su presidente Rosenkrantz, había aceptado el recurso de per saltum presentado por Bruglia, Bertuzzi y Castelli, pero todavía restaba que decidiera sobre la cuestión de fondo.

Por su parte, el Procurador General interino, Eduardo Casal, opinó días atrás que debe mantenerse a los tres jueces en sus cargos designados durante el macrismo, lo que implicaría un revés judicial para la postura del Gobierno.

La reunión del tribunal se realizó en el contexto de fuertes críticas del oficialismo hacia Rosenkrantz, al reflotarse un pedido de juicio político en su contra que había presentado la diputada del Frente de Todos Vanesa Siley en 2017. Además, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, le había pedido a la Corte que al resolver sobre el pedido de los tres magistrados "actuara según la Constitución" y dijo que su "prestigio" estaba en juego.

Dirigentes de Juntos por el Cambio, sin embargo, rechazaron lo que consideraron presiones del Gobierno hacia el cuerpo presidido por Rosenkrantz.

El lunes, el propio Rosenkrantz hizo público un descargo en el que se defendió de los cuestionamientos del oficialismo.

A mediados de septiembre, el Senado rechazó el traslado de los entonces camaristas Bruglia, Bertuzzi y Castelli debido a que el decreto de Mauricio Macri que los nombró en 2018 no contó con el acuerdo de la Cámara alta, con lo que determinó que debieran regresar a sus juzgados originales.

La decisión fue apoyada de forma unánime por el Frente de Todos, ante la ausencia de los interbloques de Juntos por el Cambio y Parlamentario Federal, que se desconectaron de la discusión parlamentaria en desacuerdo con la prórroga de las sesiones remotas.