La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, afirmó esta tarde que el Gobierno "va a controlar el cumplimiento" de la lista de precios máximos sobre 1.432 productos que se publicó hoy, "tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en las provincias, con todas las herramientas que tiene el Estado a su alcance", y negó la posibilidad de un desabastecimiento.

En un contacto que mantuvo con la prensa en Casa de Gobierno, Cerruti también estimó que "no va a haber desabastecimiento" de productos en los negocios, al salir al cruce de advertencias formuladas desde algunos sectores empresarios en tal sentido.

"Ayer se llegó a un acuerdo con una gran cantidad de empresas" sobre la cuestión del alza de los precios, y "aunque sólo algunas no entraron en ese acuerdo, se va a seguir conversando porque ese es el espíritu de este gobierno", destacó. Acerca de estas negociaciones llevadas adelante por la canasta de productos, Cerruti dijo que “sinceramente, esperamos que le resto de las empresas se sume” a la decisión oficial de retrotraer los precios al 1 de octubre pasado y congelarlos hasta el 7 de enero próximo.

Cerruti dijo que "había que darle un corte al tema precios, en algún momento había que sacar la resolución porque la disparada de los precios no tiene ninguna explicación ni justificativo, ni macroeconómico ni político". 

Sostuvo que "no hay ninguna razón cierta" para que la situación "haya cambiado de un mes a esta parte como para que estén remarcando y había que poner un parate, y esto pasó ayer: los precios estaban descontrolados, y hay que controlarlos". En línea con esto, el secretrio de Comercio, Roberto Feletti, había declarado que no implica un "ataque" al sector empresario

"Hay que levantar el peso del salario respecto a la canasta básica. Los empresarios tienen capacidad instalada, recompusieron márgenes todo este año, mucho, y la canasta básica sigue aumentando. Paremos un poco, aceptemos este apoyo, no es al Gobierno, es la pueblo", señaló el funcionario

Acerca de los efectos de la medida, Cerruti manifestó que "no creemos que pueda haber desabastecimiento porque estamos hablando de una cantidad específica de productos y no de toda la góndola", y exhortó a "llevar serenidad" frente a la situación.

"Estamos escuchando y respondiendo a lo que le pasa a la gente todos los días cuando va hacer las compras, cuidar el nivel de frustración de las familias que, cuando llegan al supermercado, para comprar un producto tiene que dejar otro o directamente no puede comprar ninguno", subrayó.

Precios congelados por el Gobierno

También subrayó que “el espíritu de este Gobierno es dialogar todo el tiempo posible y llegar a un Sobre por qué no se llegó a un acuerdo con todas las empresas, dijo que “las mismas (firmas) que han subido los precios de la manera en que lo han hecho, sin ninguna razón, ni económica, ni política, ni macroeconómica, tampoco querían de alguna manera bajar su nivel de ganancias,

“Lo que estamos viendo acá es algún nivel de ganancias desorbitado, que se niega a entrar en un acuerdo generalizado en un momento en que la inflación está subiendo en el mundo”, agregó.

Los supermercados “participaron ayer en la reunión y estaban todos de acuerdo, incluso algunas de las empresas que se retiraron no se fueron en desacuerdo, porque vieron la resolución y vieron lo que iba a salir”, dijo.

Sobre los argumentos esgrimidos por las empresas respecto a que el congelamiento de precios afecta sus costos, Cerruti subrayó que “hay una cantidad de variables en torno a la producción, y nosotros creemos que pueden seguir produciendo y eso no implica, con el margen de ganancias que estaban teniendo, que eso las va a afectar".

“Creemos además que si la gente consume más, las empresas van a ganar más, a diferencia por ahí de las miradas que tienen algunos grupos empresarios con nosotros”, aseguró.

Cerruti evitó calificar de “avaricia” a la actitud de los empresarios que se resisten al acuerdo de precios que impulsa el Gobierno, si bien remarcó que “en situaciones oligopólicas como es el caso de empresas de alimentos en la Argentina, tienen mucha más fortaleza y libertad para fijar los precios que quieran si el Estado no los controla, porque no tienen competencia”.

Ante eventuales transgresiones, destacó que será la Secretaría de Comercio Interior la que defina las sanciones y que su titular, Roberto Feletti, “está trabajando con los intendentes y con los gobernadores para que se haga efectivo el cumplimiento” de la resolución publicada publicación hoy en el Boletín Oficial con el número 1.050/2021.