El interbloque de diputados nacionales de Juntos por el Cambio manifestó hoy su "enérgico repudio al escrache que un minúsculo grupo de fanáticos" manifestantes antiabortistas realizó en la tarde del sábado frente al domicilio particular del diputado de la UCR Facundo Suárez Lastra por declararse partidario de la ley de interrupción voluntaria del embarazo.

Una veintena de militantes "celestes" se concentró el sábado en la puerta de la casa del legislador, en el barrio de Palermo, con carteles, banderas y haciendo sonar bombos, con el objetivo de presionarlo para que revise su postura sobre el aborto.

"Independientemente de las distintas posiciones frente al Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), queremos manifestarnos en contra de todo tipo de escrache, hostigamiento, amenaza o intento de amedrentamiento a cualquier miembro de este cuerpo, máxime si las mismas se originan en relación al ejercicio constitucional del cargo del que hemos sido democráticamente investidos y que merece una especial protección garantizada por el artículo 68 de nuestra Constitución Nacional", indicó el interbloque JxC en un comunicado.

La principal bancada de la oposición consideró en este sentido que "todos los debates en la democracia deben darse en el marco del más absoluto respeto a todas las opiniones".

"No se trata de estar a favor o en contra de la Ley IVE o de cualquier otra, sino de estar a favor de la libertad de opinión y expresión, la tolerancia y el debate plural en el ámbito del Congreso", remató.

Por otro lado, la diputada por la UCR Karina Banfi, se expresó a favor de la Ley del IVE y criticó a quienes se encuentran en contra de la misma.

"El aborto maneja un claro nivel de hipocresía, se vuelve muy difícil de medir. Hacer planteos cuantificados al respecto es patear la pelota para otro lado. El aborto existe antes que la escarapela, las mujeres se mueren. #QueseaLey es una política de salud." publicó en su cuenta de Twitter la diputada.

"Pero si queres datos, trabajá con este: 50,000 mujeres al año internadas por abortos clandestinos y que lo cuentan. Dato oficial. Qué respuesta de salud pública tenes a esto? Nosotros tenemos una ley que legaliza la práctica y despenaliza a la mujer." añadió.

 

La secretaria de Legal y Técnica, Vilma ibarra, en entrevista con CNN dijo que "el Gobierno ha sido muy cuidadoso, y decidió hacerse cargo de una demanda histórica sobre una enorme problemática. Es un proyecto equilibrado para interpretar a los mayores sectores de la sociedad"

Ademas, remarcó que el proyecto "respeta a los médicos que se sienten violentados para asesorar en el aborto, aun con los métodos validados por la Organización Mundial de la Salud" y agregó: "Antes de la semana 14 es una práctica segura, ambulatoria y no quirúrgica, y la norma propone respetar ese derecho, pero sin dilaciones".

En ese marco, subrayó que "hay estimaciones de cifras, estudios validados internacionalmente, hechos a pedido del Ministerio de Salud en 2005, que indican que tendríamos no menos de 370 mil abortos clandestinos por año", y consideró que "eso es algo que nos interpela y que pone en riesgo la salud de muchas mujeres".

En esa línea, puntualizó que, "para muchas mujeres, la maternidad forzada no es una opción, y se hacen abortos en malas condiciones por miedo a ir a la cárcel" en tanto que insistió en señalar que, con la iniciativa, "tratamos de evitar que la mujer vaya al sistema clandestino para que entre en el sistema de salud".