El dirigente Julio Caballo, concejal suplente del espacio UCR-Pro en Capilla del Monte, Córdoba, habló en una radio local y dijo que "ojalá la pandemia haga una limpieza étnica y mate entre 5 y 6 millones de negros peronistas para que este país pueda salir adelante". 

El funcionario suplente además enfatizó que cree "que la gente se entiende en este país a los palazos y no hay forma. Como gran parte de este país el ‘peroncho’ entiende a bala, a palo, a patada en el culo. Yo no sé, pero espero que esta pandemia haga la limpieza étnica que todos nos merecemos”. 

En el audio que se difundió rapidamente además agrega: “que se queden en la matanza (del coronavirus) con 5 ó 6 millones de negros, peronistas menos, planes menos. Capaz que así, el país arranca”.

En consecuencia, el repudio del radicalismo, organizaciones sociales y otros partidos políticos no tardaron en llegar y hasta se pidió la intervención del Inadi. A la vez, que la fiscal de Cosquín Paula Kelm inició una investigación de oficio que puede desencadenar en la imputación de un delito menor, que tenga que ver con el Código de Convivencia, o en algo más grave relacionado al odio racial o religioso.

Tampoco ahorró críticas al presidente de la Nación Alberto Fernández en el audio que se filtró en las redes sociales y rápidamente llegó a los medios locales: "No es como dijo el huevón de Fernández que le vamos ganando al virus ¡El ocote! ¡El ocote! Nosotros no hemos llegado al volumen que tiene y que tuvo Italia y mismo tiene Estados Unidos. Tengo amigos y están todos cagados allá".

Descargo del partido por los dichos del concejal de la UCR