La Cámara Federal de General Roca ordenó la prisión preventiva del prefecto Francisco Javier Pintos, integrante del grupo Albatros de Prefectura Naval, a quien se lo acusa de asesinar de un disparo al joven Rafael Nahuel, el 25 de noviembre de 2017, en la localidad de Villa Mascardi.

Según fuentes judiciales, a Pintos se lo imputa de "homicidio agravado", lo que desestima el anterior fallo del juez federal de Bariloche, Leónidas Moldes, que había considerado "el exceso en la legítima defensa".

Por otra parte, la Cámara, conformada por los magistrados Mariano Lozano, Richard Gallego y Ricardo Barreriro, revocó los procesamientos a los otros cuatro miembros del Albatros, Carlos Sosa, Sergio García, Juan Obregón y Sergio Cavia, y les dictó la "falta de mérito".

Por su parte, el camarista federal de Roca Ricardo Barreiro remarcó en el fallo que "es notorio que el Ministerio de Seguridad ha asumido, en la actual gestión, un rol activo en la defensa irrestricta de los funcionarios de las fuerzas de seguridad involucrados en episodios bajo investigación judicial".

El 25 de noviembre de 2017, dos días después del desalojo de la comunidad Winkul Mapu del predio que ocupaba en la localidad de Villa Mascardi, el grupo Albatros de la Prefectura ingresó con la orden de desalojar. En circunstancias que aún son materia de investigación, el joven Nahuel, de 21 años, fue baleado por la espalda.